SEGURIDAD CIUDADANA ANTE LA EMERGENCIA

“La gente intenta justificar lo injustificable para salir a la calle”

Las policías locales de las principales ciudades realizan centenares de controles cada día en las calles donde saltarse las normas puede suponer penas de hasta 1 año de prisión por incumplir el confinamiento.

Canarias - 3/26/2020 Carolina Pérez
Agentes de la Policía Local de Las Palmas de Gran canaria, en un control. (@PoliciaLPA) Agentes de la Policía Local de Las Palmas de Gran canaria, en un control. (@PoliciaLPA)
“La picaresca está a la orden del día”, dice el portavoz de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria, Domingo Saavedra, al explicar las múltiples situaciones que se encuentran los agentes de este cuerpo de seguridad municipal al patrullar y hacer controles por las calles de la ciudad.

“La gente intenta justificar lo injustificable”, para poder salir de sus casas. La Policía Local cuenta por decenas estos casos, como el de algunas personas que salen de su casa a hacer la compra, pero no la hacen en el establecimiento más cercano. “Nos hemos encontrado con gente que se traslada del barrio de Guanarteme al supermercado que hay en La Isleta a comprar o a personas que nos muestran el justificante de compra de la farmacia, y cuando nos dicen dónde viven, resulta que adquieren los productos en una farmacia lejana, cuando tienen tres que están más cerca de sus casas”, explica.

Hay vecinos que para salir “comparten perro”, primero lo saca a la calle a pasear un vecino y luego otro. Por eso nos hemos visto “obligados a pedir los papeles de los animales”, indica Saavedra.

También se ha procedido a identificar a “personas que salen a correr por las calles a las 5 o 6 de la mañana y a gente que huye corriendo cuando ve pasar un coche patrulla”.

En total, la semana pasada los agentes municipales tramitaron 538 denuncias e identificaron a más de 1.900 personas. “Algunas de ellas son reincidentes”, se les ha pillado en varias ocasiones, aunque “son minoría, la mayoría está cumpliendo con el confinamiento”. También se procedió a detener a 4 personas, todas por “desobediencia a la autoridad”, al reclamárseles que cumplieran con el Real Decreto, que ahora pueden enfrentarse a penas de prisión de hasta un año.

En Santa Cruz de Tenerife y La Laguna las policías locales cerraron la jornada de control del estado de alarma este miércoles con un total de 834 personas identificadas y una detenida, según los datos ofrecidos por ambos cuerpos.

En el caso concreto de Santa Cruz de Tenerife se identificó a un total de 473 personas, se levantaron 42 actas de infracción y se interceptó un coche mientras que en La Laguna hubo una persona detenida, 361 identificadas y 97 actas.

CONTROLES EN CARRETERA

Cuando más movimiento de personas se ve por Las Palmas de Gran Canaria es en horas punta, sobre las 8 de la mañana y las 2 de la tarde, coincidiendo con las entradas y salidas de las jornadas laborales. Muestra de ello es que, este miércoles, a las 11 de la mañana pasaba un coche cada 15 segundos por la Avenida Marítima, algo insólito en un día normal en esta vía.
La Policía Local continuará esta semana realizando distintos controles en las vías de la ciudad, también en la circunvalación y la avenida marítima, para “verificar que los desplazamientos son justificados”, como los de los conductores que utilizan el vehículo para ir a trabajar, trasladarse a un centro sanitario o por una cuestión de primera necesidad.

En este sentido, “cabe recordar que en el coche sólo pueden ir dos personas por necesidad, según marca el artículo 7 del Real Decreto, y guardando lo máximo posible las distancias, sentándose en oblicuo uno delante y otro en la parte trasera”, sentencia el portavoz de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria.