LAS LLUVIAS DE PRIMAVERA

La caída de piedras atasca durante horas las carreteras del norte a la capital grancanaria

El cierre parcial de uno de los túneles de Silva y varios carriles en la zona del Atlante dificulta la circulación a primeras horas de la mañana en la GC-2.

El Tiempo - 4/4/2019 Redacción Televisión Canaria
El norte de Gran Canaria quedó prácticamente incomunicado con la capital a primeras horas de la mañana como consecuencia de la caída de piedras en la calzada. Las primeras piedras cayeron en la salida del túnel variante De Silva, punto kilométrico 4, o lo que es lo mismo, el último túnel de la GC-2 en dirección a Las Palmas de Gran Canaria, lo que obligó a cerrar uno de los dos carriles. A esto se añadió que un cable de alumbrado quedó suelto en el interior del túnel.

A los pocos minutos y debido también a las fuertes lluvias caídas desde la madrugada, se produjo otro desprendimiento de piedras en la GC-2 en sentido Las Palmas de Gran Canaria, aproximadamente a la altura monumento al Atlante. Esto provocó el cierre de dos carriles afectados, lo que ralentizó aún más la circulación de vehículos.

También fue necesario cortar el carril derecho en el punto kilométrico 13 de la GC-2 dirección Las Palmas de Gran Canaria, en la zona de El Altillo, debido a una barranquera de agua y barro.

Como consecuencia de todo ello el tráfico desde los municipios de Arucas o Firgas se desvió por la GC-3 lo que provocó que las retenciones, tan habituales en esta vía a primeras horas de la mañana, se multiplicasen.

En la capital las lluvias han provocado que varios semáforos de avenidas importantes volvieran a apagarse, como ocurrió ayer, a lo que se sumaron las habituales retenciones en la Avenida Marítima en la entrada sur de la ciudad.

COLAPSO DE TRÁFICO