La ampliación del puerto de Playa Blanca cuenta con un plazo de ejecución de 48 meses

El presupuesto de la obra, 39,33 millones de euros, se costearán con dinero del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Canarias - 11/01/2018 EFE
El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha calificado de "deuda histórica" con Lanzarote la ampliación del puerto de Playa Blanca, iniciada en diciembre con 39,33 millones de euros de presupuesto que se costearán con dinero del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

Clavijo ha destacado que el actual Ejecutivo ha conseguido desbloquear esa asignación de fondos "en menos de un año", permitiendo que se retome "un proyecto por el que los ciudadanos de Lanzarote han tenido que esperar 20 años y que llevaba bloqueado más de dos", según informa el Presidencia, en un comunicado.

"Nos encontramos muchos obstáculos, pero gracias al trabajo realizado por la Consejería de Obras Públicas y Transportes hoy nos encontramos con un proyecto de gran calado y de fundamental importancia para el desarrollo socioeconómico del sur de la isla", ha añadido el presidente.

Los trabajos de esta ampliación tendrán un plazo de ejecución de 48 meses, por lo que para financiar la parte de las obras a ejecutar este año se ha habilitado una partida de 14,32 millones euros en las cuentas autonómicas de 2018.

Hasta el momento, además de acometer las tareas de instalación de oficinas de obra y dirección, vallado perimetral de la zona de actuación y señalización vial, ya se ha llevado a cabo la demolición de parte del espaldón existente para generar un acceso a la zona de trabajo y se ha efectuado la retirada de parte de la escollera del dique.

Con lo cual se ha preparado el terreno para poder comenzar con los vertidos de material y se han iniciado trabajos de relleno, agrega el Ejecutivo.

El Gobierno de Canarias subraya que la ampliación del puerto de Playa Blanca duplicará su superficie, pasando de 91.470 metros cuadrados a 205.569, y lo dotará de una dársena exterior con capacidad para dos ferries.

Además, lo equipará con una nueva estación marítima con una zona comercial de 2.300 metros cuadrados, así como con nuevas explanadas en las que se ubicarán más zonas de embarque y aparcamiento.

De ese modo, el muelle existente en la actualidad se destinará a embarcaciones de pesca, recreo y deportivas, aumentando su capacidad actual de 162 a 210 atraques.