Entrevista con Vicente Jara (1)

Jara:"Las letras de La Candelaria representan el Ave María como sonaba en bereber"

El investigador concluye en su tesis doctoral que las letras que adornaban el manto y la túnica de la desparecida Virgen de Candelaria, en Tenerife, eran oraciones "traducidas" fonéticamente a la lengua de los antiguos habitantes de Canarias.

Cultura - 2/16/2016 Redacción web RTVC
Vicente Jara es doctor Ingeniero de Telecomunicación tras la lectura el pasado día 27 de enero de su tesis titulada "Contexto, criptoanálisis y propuesta de solución de la inscripción de la talla (original) de la Virgen de Candelaria de Tenerife (Canarias, España)" leída en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid.

Pero no se trata de una investigación de carácter únicamente humanístico sino científico. A través de un sistema de fórmulas matemáticas y algoritmos (y también de un profundo estudio comparativo de diversas lenguas), este investigador concluye que las letras que decoraban el manto de la antigua imagen de la Virgen de Candelaria, aquella desaparecida a principios del siglo XIX en un temporal, eran una suerte de oraciones "traducidas" fonéticamente a la lengua de los antiguos habitantes de Canarias.

Puedes ver la entrevista completa en Buenos días Canarias

- ¿Por qué surge el tema? ¿Qué vínculos tiene con Canarias?
Vínculos, ninguno. Investigaba en un tema concreto de criptoanálisis, totalmente matemático, de álgebra, y después de varios años, leyendo un boletín de temas criptográficos en el que se hacía mención a una talla, en las Islas Canarias, que tenía algunas letras sin un significado claro, cambié mi tesis primera. En esa mención se veía la cantidad de letras, casi 200, un texto del año 1.400 más o menos, que llamó mi atención.

- La tesis propone un sistema de análisis, de comparación, a través del cual ha llegado a estas conclusiones o comenzó la tesis con el objetivo de demostrar algo sobre las letras?
La tesis empieza en un ámbito criptográfico, es decir, investigar si esas letras podían ser un texto cifrado. Esa era mi pretensión. Con el tiempo me dí cuenta que era más complejo de lo que creía en un principio. Me dí cuenta de que ningún método de esa época encajaba, y esto me llevó a desarrollar un plan mucho más amplio sobre el texto.

Posiblemente, y tras mi examen, el texto de la talla de la Candelaria, esas 181 letras, sea el texto más exhaustivamente sometido a un análisis criptoanalítico del mundo. Durante la investigación me dí cuenta de que el texto no está cifrado realmente bajo ningún método posible. Con el paso del tiempo me lleva a estudiar la historia de la talla, por qué aparece, la evangelización y conquista de las Islas Canarias, etc. Me dí cuenta de que la talla no se parece a otras imágenes de la época...

- Es decir, que tu investigación te llevó a descartar que fuera un texto cifrado, y además que tiene un significado quizás más interesante de lo que te planteabas en un primer momento.
Mi conclusión fue que el texto no está cifrado pero, si este texto no está cifrado y no soy capaz de leerlo ¿qué es? Los métodos de cifrado que se conocían en la época son métodos muy concretos y suponía que me llevaría poco tiempo resolverlo. Pero ninguno encajaba.

- ¿Cuál fue el punto de partida?
Lo primero es definir la lengua base del texto. Intento confirmar que sea una lengua probable de la época. Castellano, catalán, latín, portugués, normando, lo que me lleva a analizar muchas lenguas, un total de 100 lenguas más la lengua guanche. Analizo el georgiano, el persa, el árabe, el copto, el púnico, alto y bajo alemán, holandés, escocés gaélico…, lenguas todas ellas conocidas o previas al siglo XV y según esta época concreta de la talla. Pero amplío a lenguas desconocidas entonces, especialmente africanas, y a técnicas criptográficas hasta el siglo XVII para ampliar el rigor y no descartar opciones.

En definitiva, analizo las lenguas del mundo africano, asiático cercano, europeo, todas aquellas posibles o remotas lenguas-base. Cuando confirmo que no se trata de ninguna de esas lenguas, y tampoco está cifrado, solo quedaba una opción: que el texto sea aleatorio.

Era común incluir letras en tallas y pinturas, a veces letras romanas, árabes, hebreas... Someto a métodos matemáticos aleatorios esas letras para ver si era un texto aleatorio, pero la conclusión es negativa. El texto no es aleatorio. No es una colección de letras sin ton ni son. Y los métodos matemáticos aleatorios apuntan a que tiene sentido.

- Entonces, no es un texto cifrado, no remite a ninguna lengua conocida de la época y no son letras colocadas de forma aleatoria ¿qué son las letras de la talla?
La respuesta es que había cometido un error en el estudio de las lenguas. Todo indica que el origen de los aborígenes de las islas es bereber, provenían del norte de África. Y aquí está el error. Los textos que he utilizado en el análisis lingüístico con el estudio incluso de cerca de 20 lenguas bereberes, y que ninguna correspondía al texto eran textos a partir del siglo XVIII en adelante porque no tenemos textos más antiguos del bereber. La cultura literaria bereber es eminentemente "no escrita", oral, por lo que no tenemos textos de la época para comparar.

Esto es fundamental porque la entrada del Islam en el norte del África en el siglo VII-VIII introduce la lengua árabe en todos los territorios donde se expande por el Corán. Tal es así que las lenguas bereberes son las segundas lenguas del mundo más contaminadas después del romaní. Por ello, los estudios matemáticos no revelaban la relación con el bereber.

Esto me hace tomar el protobereber como referencia. Esa lengua bereber antes de la entrada del árabe en el continente. Lo que me lleva a la conclusión tras usar la misma metodología matemática de comparación de lenguas, de que el texto de la talla es protobereber.

- Todo ello, a través de análisis, comparación, algoritmos, teoremas, siguiendo un sistema matemático.
He utilizado tres métodos: criptografía (que es álgebra, algorítmica, teoremas...), el pseudoaleatorio (métodos matemáticos) y el método de comparación de lenguas con textos antiguos a través de métodos matemáticos de comparación y distancia.

- Las letras ya aparecen en el texto de Alonso de Espinosa. En el siglo XVII, el obispo García Ximénez da un significado a las letras, ¿no?
Fue un gran devoto de la talla y por ello le intentó dar un sentido a las letras utilizándolas como las primeras de una nueva palabra en latín, es decir, como acrónimos. Convirtió las letras de la imagen en oraciones marianas en latín pero no fue con la intención de explicar su significado sino para darle un sentido religioso que entendieran los fieles. Fue una cuestión devocional.

Sigue la entrevista