ENTREVISTA

Ioannis Virvilis: “Desde la Unión Europea vamos a ayudar en todo lo posible a Canarias”

Portavoz de la representación de la Comisión Europea en España, prevé que la recuperación en las islas sea mayor que en otras zonas y avisa de que los países deben "ponerse de acuerdo" a la hora de reabrir las fronteras sin discriminación.

Coronavirus (Covid-19) - 5/23/2020 Antonio José Fernández
Ioannis Virvilis, portavoz de la representación de la Comisión Europea en España. Foto Web RTVC. Ioannis Virvilis, portavoz de la representación de la Comisión Europea en España. Foto Web RTVC.
Este sábado, Pedro Sánchez anunciaba el retorno de los visitantes extranjeros a España a partir de julio. Antes, durante estos días, la Comisión Europea ha presentado una serie de recomendaciones para apoyar al sector turístico: Se han hecho propuestas para que los países de la UE levanten las restricciones de viaje de una forma coordinada y segura y se han establecido medidas específicas de apoyo al sector.

Está por ver si en España en general, y en Canarias en particular, se podrán ejecutar estas pautas. Algo de luz intenta ofrecer en esta entrevista Ioannis Virvilis, uno de los portavoces de la representación de la Comisión Europea en España. Ocupa este cargo desde hace año y medio. Su familia procede de Creta, él nació en Salónica. Y desde Madrid asegura a esta web que la Unión Europea ayudará en todo lo posible a las islas y que su recuperación será más intensa que la de otros destinos.

Ustedes han presentado una serie de medidas enfocadas a apoyar a los negocios del sector, garantizar la seguridad de los viajeros y segurar que Europa continúe siendo el número uno en destinos para los turistas. Dígame cuáles son, a su juicio, las medidas más importantes, para las empresas turísticas.
Lo primero que hay que decir es que el primer paso en todo este proceso debe ser la reapertura. Todo dependerá de la evolución de la situación de la salud púbica. Por eso pedimos una reapertura gradual y coordinada. Hay ejemplos de descoordinación y no queremos que se repitan. Los países deben ponerse de acuerdo entre sí. Es normal que al estar en fases diferentes, hayan medidas por ahora distintas, pero lo propio es que las restricciones se vayan eliminando de manera simultánea en aquellas regiones que presentan una buena situación similar. Se deben asegurar medidas de protección y contención, y que se cumplan desde el origen hasta el destino. Y actuar partiendo de tres criterios: el epidemiológico, la capacidad para aplicar las medidas de contención, y las consideraciones económicas y sociales. Cuando un Estado decida permitir la entrada a su territorio, deberá hacerlo de manera no discriminatoria.

Volviendo a la pregunta...
Pues le diría que hay fondos europeos para profesionales del sector, como las pymes, que tienen un gran problema de liquidez e, igualmente, se ha apostado por la flexibilidad de las normas a la hora de recibir ayudas estatales. Ahí está el programa SURE, con 100.00 millones de euros. Con ese dinero se ayudará a sufragar los costes de los regímenes nacionales de reducción del tiempo de trabajo.

¿Qué tienen previsto para los viajeros?
Ahí se han establecido recomendaciones, como la necesidad de limitar el contacto entre los trabajadores y pasajeros. También entre los propios pasajeros, reduciendo su densidad. Se incluyen también instrucciones sobre el uso de equipos de protección individual, como mascarillas, y sobre los protocolos a seguir en el caso de pacientes que presenten síntomas del coronavirus. ¿Qué más le podría decir? Alentar la venta de billetes online, autorizar un menor número de pasajeros en los vuelos, poner medidas de protección en las guaguas, no vender alimentos a bordo de los grandes medios de transporte. En fin, hay varias cosas sobre la mesa, como garantizar el intercambio de datos transfronterizo entre las aplicaciones de rastreo de contactos. Así, se podría advertir a los ciudadanos de una posible infección por coronavirus, también cuando se viaje dentro de la UE...

Eso último podría ser invasivo...
Las aplicaciones de rastreo deben ser voluntarias, transparentes y temporales, además de interoperables entre los distintos países.

¿Tienen ya prevista una estimación de cuántos turistas se podrían mover en Europa antes de que acabe el año?
Es complicado saberlo. El sector no va a tener el mismo volumen de movimientos que los de años anteriores. Hay regiones que dependen mucho, pero una ventaja que tienen ahí en Canarias es que el periodo turístico dura mucho más. Pienso que podrá recuperarse mucho en comparación con otras zonas. Pero dar una cifra concreta ahora es más dífícil

Virvilis, junto a una bandera de la UE. Foto Web RTV


Ha sacado usted el caso de Canarias. No sé si sabe que la parte del Producto Interior Bruto que depende del Turismo es más del triple que el porcentaje en toda la UE: un 35 frente a un 10 ó 15%, según las fuentes. ¿Habrá que arbitrar medidas específicas para el archipiélago?
Nosotros hemos adoptado ya las medidas y pronto la Comisión va a presentar en su plan de recuperación acciones para áreas concretas. Le vamos a dar un enfoque particular a las regiones y países más afectados por el coronavirus. Desde la UE, vamos a hacer todo lo posible por ayudar a Canarias. Soy consciente de su dependencia, algo que también se vive en algunas islas griegas e italianas.

¿La condición de región ultraperiférica ayudará a conseguir más ayudas?
Estas regiones, donde también se contabilizan islas portuguesas y francesas, reciben ayudas desde hace años por su condición de insularidad y lejanía. Es decir, que eso ya está contemplado.

Aquí se ha vuelto a reabrir un debate. ¿Comparte la tesis de que este es un buen momento para intentar diversificar la economía en las islas o ahora no toca otra cosa más que intentar abrir toda la planta alojativa que sea posible y ya veremos?
Eses es un debate nacional en el que no me gustaría adentrarme. Lo que sí es cierto es que la diversificación siempre es algo positivo.

Sabrá que Italia, Gracia, Portugal manejan planes de apertura de sus negocios turísticos para unas fechas, a priori, más próximas que las que se manejan en España. ¿Lo ve bien? ¿Depende todo del estado de la pandemia en cada país?
Nosotros hacemos y haremos recomendaciones, pero la reapertura es una decisión soberana de cada país que, en principio, se basa en criterios epidemiológicos.

¿Lo ideal sería que cada turista vuele con un test hecho en las últimas horas, no?
Esa medida, como posible única medida, es algo que no recomendamos por muchas razones. El test da una imagen del estado de salud en un momento determinado, pero no se sabe si es de los últimos días. Fiarse sólo por ello podría tener consecuencias. Por ejemplo, puede que haya gente que intente contagiarse a posta para adquirir el pasaporte inmunológico..

Otra reflexión. Puede que este sea el año del turismo local, pero con los ingresos de este segmento no se sostiene toda la mano de obra...
El turismo local puede aportar una solución, aliviar, aunque es evidente que necesita mucho menos esfuerzo y menos medios de transporte para desplazarse y no ser tan peligroso. En las Canarias quizás su aprovechamiento sea menor.

¿Ha oido hablar del sello Covid-free?
Sí. Es una cuestión de política de promoción interna de algunos entornos sobre la que no me gustaría pronunciarme de manera oficial. Publicitariamente es atractiva, pero desde la Comisión no lo valoramos.

Si el panorama no revierte, ¿Se podrán ampliar las ayudas para las islas?
Hemos tomado muchas medidas. A corto plazo, muchas de esas están ya vigentes y son aplicables. Lo que vamos a hacer en un unos días es definir la estrategia de recuperación a corto plazo, para reanimar las economías. En 2020, el PIB va a sufrir una caída importante.