Investigada una persona por un delito de maltrato animal en Fuerteventura

Los agentes encontraron una fosa con numerosos cadáveres tanto de canes como de cabras y ovejas. Contabilizaron un mínimo de quince ejemplares de ganado.

Canarias - 3/28/2018 EFE
Fotograma RTVC Fotograma RTVC
El Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha investigado en Puerto del Rosario (Fuerteventura)a una persona de 37 años, española y sin antecedentes policiales, como presunta autora de un delito de maltrato, abandono y muerte de animales.

La Comandancia de Las Palmas informa de que los agentes del Seprona, dentro de sus labores de conservación y protección de la naturaleza, acudieron durante la mañana del pasado 18 de marzo a una finca de la capital majorera para inspeccionar el lugar, encontrando que no había nadie y, sin embargo, hallaron allí a tres perros atados con cadenas a unas bobinas de madera dispuestas a modo de caseta.

Ante el fuerte olor a putrefacción en el sitio, los agentes encontraron en las cercanías de la finca una fosa común con numerosos cadáveres tanto de canes como de cabras y ovejas y, tras una primera inspección, se pudieron contabilizar un mínimo de quince ejemplares de ganado, debido al fuerte estado de putrefacción que presentaban.

Estos animales carecían de algún tipo de chapa o elemento de identificación que permitiese conocer quien era su propietario, si bien por la proximidad de la finca la Guardia Civil dedujo su procedencia.

El Seprona también halló siete cadáveres de canes y pudieron iniciar con un lector de microchip el rastreo entre los mismos para identificarlos, obteniendo cuatro lecturas correctas.

Tras consultar la base de datos Zoocam, el Registro Canario de Identificación animal, los agentes identificaron al propietario de los animales, quien, tras ser avisado telefónicamente, acudió al lugar, informando que si bien el terreno no era de su titularidad, sí era dueño de los animales fallecidos, a los que no pudo atender de forma debida y que los fue arrojando a la fosa común conforme murieron.

Por estos indicios la Guardia Civil investigó a J.M.A.P. como presunto autor de un delito de maltrato animal por abandonar unos animales en condiciones tales que causaron la muerte de los mismos, quedando a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Puerto del Rosario.