Industria quiere cerrar los pozos de alto riesgo en Fuerteventura

La consejería clausuró 146 galerías y pozos abandonados clasificados por los consejos insulares de aguas de alto riesgo.

Canarias - 7/20/2020 EUROPA PRESS
Entrada a un pozo. (INTERNET) Entrada a un pozo. (INTERNET)
El Gobierno de Canarias ha cerraado en diferentes islas un total de 146 galerías y pozos abandonados que habían sido clasificados previamente por los Consejos Insulares de Aguas de alto riesgo. Ahora la campaña de la Consejería regional de Turismo, Industria y Comercio quiere garantizar la seguridad en los pozos abandonados de Fuerteventura.

En concreto, desde la Dirección General de Industria del Ejecutivo canario se están dirigiendo a titulares de fincas, en los que se ubican pozos considerados peligrosos, y se les insta a colaborar con la seguridad de la población en general, al tiempo que se les recuerda su responsabilidad sobre la misma, según informó el Ejecutivo autonómico en nota de prensa.

De este modo, se busca garantizar un "control eficaz" del estado en el que se encuentran los pozos de Fuerteventura, ya que las actuaciones que se están realizando están sirviendo para identificar pozos abandonados, en terrenos de titularidad desconocida, cuya clausura va a llevar a cabo la propia Consejería.

Por otro lado, expone que de acuerdo con el Decreto 232/2008, de 25 de noviembre, las comunidades de aguas y, las personas propietarias de los terrenos en los que están ubicadas los pozos, son responsables de su control y mantenimiento, lo que implica mantenerlos correctamente señalizados y cerrados siempre que sean productivos.

De este modo, si no son explotables, es necesario proceder a su clausura por parte de sus responsables. Añaden que para que un pozo pueda ser declarado como clausurado debe solicitarse a la Dirección General de Industria antes de hacer cualquier obra, ya que es esta administración la que debe dictar la forma en que se deben ejecutar los trabajos.

Así, será este departamento el encargado de supervisar que las obras de cierre se lleven a cabo conforme a los requisitos de construcción y seguridad establecidos en cada caso, por lo que tras finalizar las obras la Dirección General de Industria podrá emitir una declaración de clausura del pozo que liberará de responsabilidad a la persona o personas que ostenten la titularidad del mismo.

En cuanto al cierre definitivo de las instalaciones hidráulicas subterráneas, señalan que implica la construcción de varios muros de hormigón con los que se sellan tanto las galerías como los pozos a modo de bunker.

Por último, también se considera necesario concienciar a las personas titulares de este tipo de instalaciones o de los terrenos donde se ubican del grave riesgo que suponen para la población en general y de la grave responsabilidad que puede generarse en caso de producirse un accidente.

Las personas titulares o propietarias de terrenos que deseen obtener más información pueden llamar a los teléfonos 928 899 528 o 922 924 690. También pueden dirigirse a la web de la Dirección General de Industria, donde pueden encontrar un apartado de preguntas frecuentes sobre esta cuestión en el que se explican de forma sencilla las diferentes opciones y procedimientos a seguir: https://www.gobiernodecanarias.org/industria/temas/minas/.