Orden de Servicio Público del transporte.

Franquis dice que CC y PP interpretaron mal la orden sobre las rutas aéreas en las islas

El consejero asegura que que el viajero solo ha advertido 1,50 euros de subida que "prácticamente no ha notado" y que, además, una vez que se recupere la normalidad, se estudiará de nuevo su ajuste.

Canarias - 7/27/2020 EFE
Pasajeros subiendo en un avión de Binter. (INTERNET) Pasajeros subiendo en un avión de Binter. (INTERNET)
El consejero de Transportes del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis (PSOE), ha negado que se vayan a recortar las frecuencias aéreas en el tráfico interinsular, que se sitúan ya en el 70 % respecto a las que había antes de la covid-19, y que se hayan aumentado los precios de los billetes en 24 euros de media como ha dicho el PP.

En declaraciones a los periodistas, Franquis ha aclarado que los comunicados emitidos por el PP y CC al respecto obedecen a un intento de "montar una batalla política" y a una interpretación errónea de la orden ministerial publicada el pasado 23 de julio en el Boletín Oficial del Estado, referida a la obligación de servicio público del transporte aéreo entre islas.

Franquis ha explicado que la citada orden debió de publicarse con anterioridad y es consecuencia del acuerdo alcanzado para modificar las frecuencias que se fijaron durante el estado de alarma -nueve para todas las islas- y elevarlas a 41, en el inicio de la desescalada.

El consejero ha indicado que están operando 111 frecuencias diarias, de las cuales 95 corresponden a la compañía Binter, que tiene adjudicada la obligación de servicio público en las islas, y el resto, 16 a la empresa Canary Fly, y que esas 41 frecuencias a las que alude la orden son las que se podrían volver a fijar en caso de que sea preciso reducir la conectividad por los rebrotes de coronavirus.

Estos datos de frecuencias, 111 diarias que suponen 222 vuelos al día y 1.524 a la semana, son los facilitados por Aena del pasado 24 de julio, ha detallado.

En cuanto al incremento de los precios de los billetes, ha señalado que el aumento ha sido de 6 euros y se estableció desde el pasado 10 de mayo para compensar las pérdidas de la compañía Binter -que está obligada a prestar el servicio-, debido a que se redujeron a la mitad las plazas que se podían ocupar en los aviones y a la caída registrada en las ventas a causa de la pandemia.

De esos 6 euros, y no 24 euros de media como ha apuntado el PP, un 75 % lo abona el Estado, por lo que el viajero solo ha advertido 1,50 euros de subida que "prácticamente no ha notado" y que, además, una vez que se recupere la normalidad, se estudiará de nuevo su ajuste, según ha señalado Franquis.

Ha recordado que desde que se declararon en 2006 las rutas de obligación de servicio público en los vuelos regulares solo ha habido un incremento de precios en los billetes y se produjo en 2013 por decisión del Gobierno de CC.

El consejero ha defendido las medidas adoptadas por el Ministerio de Transportes como consecuencia de la covid-19, y ha recalcado que han sido acordadas con la Consejería que dirige en la comisión creada para tal fin, y, sobre todo, han logrado mantener el tejido empresarial en las compañías que operan en las islas y la conectividad en el archipìélago durante el confinamiento.

Franquis además se ha mostrado convencido de que "estamos a las puertas de recuperar la normalidad aérea entre las islas", debido a la progresiva recuperación de la demanda, que ya se sitúa entorno al 70 % respecto a los datos anteriores a la covid-19 y que sigue en aumento.

Ha indicado que Binter recuperará otros dos aviones que comenzarán a operar en agosto en el circuito aéreo canario, ante los buenos resultados de la campaña para promocionar el turismo entre las islas, pues, según las previsiones, "la inmensa mayoría de los canarios pasará las vacaciones en Canarias".

Así mismo, ha señalado que tras el verano volverá a reunirse la comisión de transportes y ha confiado en que se pueda recuperar entonces las 85 frecuencias diarias que fija la obligación de servicio público.