Fatiga mental

Las mascarillas empiezan a ser obligatorias en esta nueva normalidad de la que, lógicamente, muchos empiezan a estar cansados.

Coronavirus (Covid-19) - 5/20/2020 Michel Quintana
Michel Quintana/ Redacción Televisión Canaria
Si en estos intensos meses ha queridos excava un túnel por el que huir, tranquilidad, puede que solo sea fatiga mental. Lo empiezan a detectar los psicólogos. Casi lógico estar cansado de escuchar lo que no entendemos, de escondernos de este virus que hace mucho dejo de ser una simple gripe para convertirse en uno de los más dañinos que conocemos para las vías respiratorias.

Es uno de los argumentos que nos dan para obligarnos a usar las mascarillas. Así que con este nuevo paisaje de caras sin bocas, de máscaras sin ser carnaval, la nueva normalidad ni es tan nueva ni es tan normal. No lo es que más de 27.000 personas tengan que pedir ayuda básica, no los que cada vez más familias acudan a las organizaciones no gubernamentales a por comida. Cada vez aparecen más rostros borrados cuando hablamos de necesidad. Borrados de una vida sin miserias. De esa en la que estaban de la que quieren salir los que siguen llegando a nuestras costas, a veces, tan pequeños que impacta.

Nos toca en estas islas, casi como una condena, seguir esperando por lo de siempre, por eso turistas que llenen hoteles y playas.

Pero los primeros en viajar seremos los de aquí. 20 años después nos vuelven a invitar, como aquella reconocida frase de "Canario conoce tu tierra" a que no dejemos de cruzar de una isla a otra. Es una forma de ayudar, de ayudarnos, especialmente a los que sin grandes masas de turistas necesitan soluciones.
No están llamando, nos estamos llamando.

Si nos hemos convertido en un plató de cine por nuestros grandes escenarios naturales disfrutemos de ellos, de lugares como Cofete en Fuerteventura. Es una gran ventana a la infinidad. Una ventana hacia nosotros mismo.
Quizás este virus termine haciendo por nuestro amor propio más de lo que ninguna campaña ha hecho .