Fallece el pintor Alejandro Reino, maestro del retrato en Canarias

Uno de los artistas más destacados de las islas, se especializó en el arte del retrato, en el que plasmó su sello personal con gran maestría.

Cultura - 03/01/2018 EFE/ Redacción Televisión Canaria
Alejandro Reino. Archivo RTVC. Alejandro Reino. Archivo RTVC.
El pintor Alejandro Reino ha fallecido este miércoles a los 83 años en Las Palmas de Gran Canaria. Uno de los artistas más destacados de las islas, se especializó en el arte del retrato, en el que plasmó su sello personal con gran maestría.

Reino, que figura junto a Manolo Millares o Martín Chirino en el Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de la Historia, es autor de diez de los retratos presidenciales de la galería del Cabildo insular.

"Su aportación a esta colección se divide en dos series, una primera con cuadros de presidentes entre los años 1924 y 1936 realizados tomando fotografías como modelo (Miguel Gaya, Francisco García, Miguel Alonso, Nicolás Cabral y José Lucena) y una segunda que arranca en 1974 y que incluye a Lorenzo Olarte, Carmelo Artiles, José Macías, María Eugenia Márquez y José Miguel Pérez", destaca el Cabildo en un comunicado.

En 2015 se inauguró su exposición individual 'Desnudos' en el Centro de Artes Plásticas y, cuatro años antes, el Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) sacó a flote sus fondos ocultos con una muestra denominada 'Reinventar la isla, I', con obras del propio Reino, Tony Gallardo, Manolo Millares o Martín Chirino, entre otros pintores.

Su dominio del arte del retrato otorgó una dimensión internacional a la creación de Reino, cuya obra está presente en colecciones tan importantes como las de la Familia Real de Marruecos, los Reyes de España o el Gobierno de Canarias, y en su listado de retratos incluye a Mohamed VI, Hassan II, al Rey Simeón de Bulgaria o personajes como Yves Saint Laurent.

Alejandro Reino mantuvo su afán de mejora y experimentación artística hasta el final de su vida, siempre embarcado en una filosofía vital y artística donde jamás empeñó su libertad como creador, concluye el Cabildo de Gran Canaria.