ECONOMÍA

Excelfuert rechaza la creación de una tasa turística en Canarias

El presidente de los hoteleros del sur de Fuerteventura considera "injusto que la tasa no afecta a la capacidad de pago del turista, sino a la categoría del establecimiento donde se aloja".

Canarias - 7/16/2019 EFE
Fotogram archivo RTVC Fotogram archivo RTVC
La Asociación de Empresarios del Turismo Excelfuert ha mostrado este martes su rechazo a la creación de una tasa turística en las islas tal y como propone en su programa el nuevo Gobierno de Canarias.

El presidente de Excelfuert, Luis Cardona, ha asegurado en un comunicado que no hay garantía de que los ingresos que genere esta tasa se utilicen exclusivamente en beneficio del sector turístico, en el incremento de la inversión, en mejora de las infraestructuras turísticas y en la promoción del destino.

La medida ha provocado el rechazo de la mayoría de las patronales del archipiélago y también del sector hotelero, que ha mostrado su oposición "tajante" con esta implantación, han recordado desde Excelfuert.

Cardona ha indicado que la tasa turística implica en estos momentos "una concepción negativa en torno al turismo, un sector que ha generado en Canarias muchos millones de euros".

Asimismo, ha asegurado que contrariamente a lo que se espera, la iniciativa "puede espantar a los visitantes y además su recaudación no repercutirá en lo más mínimo en la mejora de las infraestructuras turísticas ni generales" y ha insistido en que "ya hay suficientes presiones tributarias en Canarias como para seguir castigando a este sector".

El presidente de los hoteleros del sur de Fuerteventura considera "injusto que la tasa no afecta a la capacidad de pago del turista, sino a la categoría del establecimiento donde se aloja" y ha aseverado que "el reparto de estos ingresos puede ser insolidario, pues se gestionaría en función de la recaudación de los municipios con planta alojativa".

Canarias es un caso único en las comunidades autónomas al contar ya con un impuesto indirecto, el IGIC, que grava exactamente el mismo hecho imponible, la estancia de los turistas, recuerda.

El IGIC en la planta alojativa pasó en 2012 del 5 al 7% y esa recaudación se distribuye un 42% al Gobierno de Canarias y el 58 restante a cabildos y ayuntamientos.

Excelfuert no entiende el cambio de posturas de otras entidades en torno a este tema que, a su juicio, "no persigue más que un afán recaudatorio sin un estudio serio de lo que puede implicar al sector".

El presidente de la patronal majorera cree que el Gobierno debería preocuparse más por "ordenar la vivienda vacacional para empezar a recaudar, quizás en mayor cantidad, haciendo aflorar la economía sumergida que hay en el alquiler vacacional que implantando la tasa turística".