Film Market del Festival Internacional de Cine de Shanghái (SIFF)

España vende en China a Canarias como plató ideal de cine

La variedad de localizaciones y los incentivos fiscales para los rodajes, que están "en la línea que la de otros países europeos" con deducciones fiscales que van del 20 % a nivel general, al 35 % de Navarra y el 40 % de Canarias, atraen a la industria.

Canarias - 6/20/2019 Paula Escalada Medrano /EFE
Momento del rodaje de una película en Canarias. Momento del rodaje de una película en Canarias.
El cine chino está cada vez más interesado en contar historias internacionales, una situación que España busca monetizar en festivales internacionales como el celebrado estos días en Shanghái, donde el país está promocionando las cualidades como destino ideal de rodajes cinematográficos de varios de sus territorios, Canarias entre ellos.

Las ventajas de España, destaca, son que es "un país con variedad de localizaciones, con arquitectura medieval, árabe y moderna; con paisajes naturales que van desde la selva tropical en Canarias hasta el desierto. Además, tiene un sector profesional muy desarrollado y bien considerado".

Todo ello junto con buenos incentivos fiscales para los rodajes, que ahora están "en la misma línea que la de otros países europeos". Deducciones fiscales que van del 20 % a nivel general, al 35 % de Navarra y el 40 % de Canarias.

La arquitectura de Gaudí en Barcelona, la cultura flamenca de Andalucía y los largos días de sol son algunos de los principales atractivos para los chinos, cuenta a Efe Pedro Barbadillo, representante de la Spain Film Comission.

"Barcelona es un gran atractivo para el publico chino en general y Andalucía también. Estamos detectando un gran interés por los espacios arquitectónicos, y también les interesan mucho algunas de las grandes fiestas populares españolas como los Sanfermines o las Fallas así como la España moderna, el fútbol o la gastronomía, elementos muy conocidos aquí", cuenta.

Barbadillo, quien también es director del Mallorca Film Comission, participa estos días en el Film Market del Festival Internacional de Cine de Shanghái (SIFF), uno de los eventos cinematográficos y de televisión más importantes del país.

El objetivo, conseguir que más directores y productores chinos escojan España para rodar, ya que aunque "durante los últimos años China ha coproducido y rodado principalmente con Estados Unidos, ahora están muy abiertos a las productoras europeas".

"Están sustituyendo las coproducciones internacionales chino-americanas por chino-europeas, en parte por la guerra comercial que atraviesan ambas potencias", asegura Barbadillo.

Durante estos días se ha reunido con unos diez productores por día y ha notado que "hay mucho interés por abrirse a coproducciones y a rodajes fuera de su país" y que, sobre España, se tiene también "un gran interés dado el éxito que han tenido películas españolas como las de Oriol Paulo".

El cineasta barcelonés logró batir todos los récords con su primera película estrenada en China, 'Contratiempo' (2017), con la que recaudó en el gigante asiático unos 26 millones de euros.

Hizo lo propio en 2019 con 'Durante la tormenta', que en su primer fin de semana de proyección en salas se convirtió en la tercera película más vista por el público chino, con un millón y medio de espectadores.

Paulo logró así poner el foco en España como país cinematográfico, algo que se ha notado este año en el SIFF, donde se exhiben un total de quince películas españolas, entre ellas "Dolor y Gloria" de Pedro Almodóvar y "El reino" de Rodrigo Sorogoyen.

Y también la televisión española está cosechando éxitos, pues el pasado fin de semana los creadores de la serie de Atresmedia "Presunto Culpable" y su protagonista, Miguel Ángel Muñoz, conseguían el premio a la mejor serie extranjera de la 25 edición del Festival, un galardón que en otras ocasiones obtuvieron ficciones como "Juego de tronos" o "Breaking bad".

"Funcionan bien las cintas españolas aquí. Las historias llegan al público chino y eso hace que estén muy abiertos a proyectos chinos que se puedan rodar en España o españoles que se puedan distribuir en China. Este es un momento de especial interés, lo dice todo el mundo", cuenta Barbadillo.

Productores como Zixi Zhang, director de negocios internacionales de Beijing Cloudwood Culture Media, explica a Efe que "las series en español son cada vez más atractivas para la audiencia china y los productores y distribuidores están buscando estrenos interesantes".

O Peter Hu, productor ejecutivo que tuvo la ocasión de rodar en España: "Nuestro rodaje en Barcelona y Zaragoza fue una experiencia realmente buena y descubrimos uno de los desiertos más increíbles de Europa, el de los Monegros. Seguro que volveremos", relata.

En los últimos años, recuerda Barbadillo, se han rodado "diez o doce películas chinas en tierras españolas y algunos programas de televisión". Ahora se está grabando "Spain Passion", una serie para el mercado chino sobre historias que suceden en España.

Sin embargo, son solo los primeros pasos. "Esto es poquísimo, no ha hecho más que empezar. Estamos en el comienzo de una etapa que puede ser muy interesante. Nunca en la historia se ha producido tanto cine y tantas series, hay una demanda muy fuerte de contenido y España se está posicionando muy bien", asegura Barbadillo.

Las ventajas de España, destaca, son que es "un país con variedad de localizaciones, con arquitectura medieval, árabe y moderna; con paisajes naturales que van desde la selva tropical en Canarias hasta el desierto. Además, tiene un sector profesional muy desarrollado y bien considerado".

Todo ello junto con buenos incentivos fiscales para los rodajes, que ahora están "en la misma línea que la de otros países europeos". Deducciones fiscales que van del 20 % a nivel general, al 35 % de Navarra y el 40 % de Canarias.