Encuentros en la nueva fase

Tres islas logran entrar en la segunda fase de esta desescalada progresiva que ha marcado el Gobierno Central.

Coronavirus (Covid-19) - 4/28/2020 Michel Quintana
Michel Quintana/ Redacción Televisión Canaria
Estas terrazas sin risas ni palabras, estas calles ausentes de nuestro día a día esperaron una cuenta atrás que debía decir cuando empezábamos la cuenta adelante- El "Buenas tardes" que arrancó esa explicación de una desescalada a diferentes velocidades, que ha hecho que La Gomera, El Hierro y La Graciosa entren ya en la fase en la que el resto aún no estamos.

Así que tres de nuestras ocho islas ya están en el futuro. Un futuro que aún los datos no reconocen, con ese descenso del 1% de la tasa de paro. Es la ficción de unos números que todos sabemos se dispararán en breve. Porque ni el calor que sale de este honor centenario puede masar mucho más futuro. "Justito, justito" nos dice su dueño.

Mientras, Boris Johnson anima a arrancar ya, sin pensar. Tendremos que poner algo que nos proteja de los desmanes de Johnson y otros como él. No comprende aún esta nueva normalidad de vernos y no tocarnos que ha agotado todo el material transparente en las islas. Por eso ya vemos escenas que parecen llegar del futuro, aunque sea en Italia, separados por todos lados. Puede que sea inminente vivir esta especie de historia de ciencia ficción. Una en la que nos preguntemos incluso si habrá turnos para ir a la playa.

Tendremos que separarnos físicamente pero no lo estamos emocionalmente. Esa es nuestra esperanza, que no perdamos la emoción al perder el tacto. Que aún nos haga desearle lo mejor a quien nace en mitad del mar buscando futuro.

Viviremos aún muchas aventuras, nos gritan. Otras aventura distinta a esta que hemos llenado de emoción, de castillos gigantes, en la que hemos dado vueltas a la noches hasta vivir "un proceso de adaptación". ...Adaptación porque todo cambia. En este mundo que nos hemos creído nuestro ahí están ellos, disfrutando de no vernos, sin echarnos de menos. Ahora que parece cerca el final de todo esto, cambiemos para que al menos haya merecido la pena