TEATRO

Emilio Gutiérrez Caba: "Vivimos tiempos de una debilidad mental preocupante"

El actor participa en el primer Encuentro CAE, en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife.

Cultura - 9/5/2019 EFE
El actor Emilio Gutiérrez Caba considera que estamos ante unos "tiempos con una debilidad mental preocupante" por lo que urge hacer algo en materia de gestión cultural que saque a gran parte de la gente joven de "los suelos" de la cultura donde se encuentran.

Gutiérrez Caba hace esta dura crítica durante la rueda de prensa en la que ha intervenido este jueves con motivo de su participación, esta tarde, en el primer Encuentro CAE, en el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife.

El actor estuvo acompañado por el director artístico del festival, el dramaturgo tinerfeño, Juan José Afonso, Mauricio González, gestor de la sede territorial de la Caixa y Juan Ramón Fuertes, director territorial de CaixaBank en Canarias, que mantuvieron un debate previo para luego departir con los periodistas allí presentes.

El actor se puso a sí mismo como ejemplo personal de cómo "pasas a formar parte de esa alienación general de que la sociedad tiene que verlo todo", y en este todo no incluía, precisamente, minutos de calidad tras una pantalla.

Para el legendario actor y director, la humanidad va a seguir hacia delante a pesar del derrotismo que rodea cualquier esfera pública, y en este sentido, considera que el arte, en sus diferentes vertientes "tiene que ser una pata sobre la que se asiente una sociedad orgullosa de serlo".

Gutiérrez Caba expresó también la incertidumbre en la que se encuentra el teatro en la actualidad, aunque se muestra confiado por la "pasión" con la que las gentes de las tablas viven su profesión.

Sin embargo, el actor afirma que se "tendrán que enfrentar a numerosos retos", pero encuentra que el teatro es un "medio de comunicación extraordinario" en el que se crean empatías irrepetibles entre el público y los actores, y que esta baza juega a su favor.

Observa como positivo el cambio que se ha producido en el público de ahora, que define como más educado a pesar del problema de los "pantalleos" de los móviles durante la función.

Este legendario actor pertenece a una de una las más brillantes sagas de la escena española y ha compaginado a lo largo de su extensa carrera el teatro, el cine y la televisión, aunque las tablas siempre han sido su gran pasión.

Nominado a un Goya y laureado con dos, ha realizado más de 80 películas e innumerables obras de teatro, así como programas de televisión como el mítico Estudio 1.

Este fue un espacio para la reflexión y puesta en escena de obras teatrales, minutos en la televisión que, para el propio actor, no tienen ya cabida en una parrilla "que premia lo burdo e inculto antes de fomentar la cultura".

En cuanto al teatro y arte como vehículo de cohesión social de determinados colectivos, como los mayores, y posible medio para paliar su soledad, Cuco Afonso, director del festival, aludió a una iniciativa a nivel nacional para acercar al teatro a los mayores que no cuajó durante los años 80, pero que sin embargo, en otros países como Dinamarca siguió su curso, donde las subvenciones van al público en concreto, que aporta una cantidad simbólica, para que se acerquen al teatro. EFE