SIGUEN LOS AVISOS POR LLUVIAS Y OLAS

El temporal del Mediterráneo empieza a remitir tras dejar 278 l/m2 y más de cien rescates

La Agencia de Meteorología destaca que será difícil encontrar un episodio similar al de este temporal de Levante en un mes de abril. Ha habido temporales adversos en abril, como los de 2002 o 1997, pero no tuvieron la extensión espacial de la de este.

El Tiempo - 4/22/2019 EUROPA PRESS
Precinto en una calle cortada por la caída de un pino a causa de las fuertes lluvias registradas en la últimas horas en La Zenia, Orihuela. EFE/Marcial Guillén Precinto en una calle cortada por la caída de un pino a causa de las fuertes lluvias registradas en la últimas horas en La Zenia, Orihuela. EFE/Marcial Guillén
El temporal de Levante que ha azotado esta Semana Santa a la Comunitat Valenciana ha empezado a remitir tras provocar decenas de desalojos y más de un centenar de rescates, aunque siguen los avisos por lluvias, viento y olas de más de 2,5 metros en la provincia de Alicante, donde este domingo cayeron hasta 278 litros por metro cuadrado en Xàbia. Esta localidad no acumulaba tanta agua el mismo día desde la riada de octubre de 1957.

Este lunes, festivo del Lunes de Pascua, los avisos siguen activados en nivel amarillo (riesgo) en el litoral norte de Alicante por lluvias que podrán dejar hasta 60 l/m2 en 12 horas y por fenómenos costeros. La alerta por viento continúa en toda la provincia, con rachas de hasta 70 kilómetros por hora, mientras en Valencia solo está en riesgo el litoral sur por lluvias. Los avisos bajan a nivel verde (sin riesgo) en el resto de la Comunitat.

Los puertos de Valencia y Sagunt (Valencia) están abiertos este lunes tras cerrar durante este fin de semana, al igual que el de Gandia (Valencia) a excepción de para la pesca deportiva. El de Castelló continúa cerrado al tráfico, al igual que tramos de las carreteras CV-809, CV-943 y CV-942, según el Centro de Coordinación de Emergencias 112 de la Generalitat.

En cualquier caso, el temporal todavía no ha finalizado y sigue en la costa, con mar gruesa y olas de más de 2,5 metros en aguas de Valencia y Castellón e intenso flujo de viento del nordeste. A primera hora de este lunes sigue lloviendo en las comarcas alicantinas de la Marina Alta y la Safor, con una banda compacta de precipitaciones en el mar con movimiento hacia tierra.

En las últimas 24 horas, entre las siete de la mañana de este domingo y las de esta jornada, el episodio ha dejado hasta 278 litros por metro cuadrado en Xàbia, en forma de precipitación fuerte y persistente durante casi seis horas, según el balance de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Por detrás quedan los registros de Pinet (Valencia), con 148 l/m2; La Vall de la Gallinera (Alicante), 144,8; Oliva (Valencia), 143,4; Vall de Laguart (Alicante), 130,2; L'Atzúbia (Alicante), 123,2; Barx (Valencia), 118,4; Murla (Alicante), 117,4; Villalonga (Valencia), 107, y Algemesí, con 100,2 litros por metro cuadrado.

El temporal ha dejado acumulados de entre 100 y 70 l/m2 en Guadassuar (Valencia), Millena (Alicante), Beneixama (Alicante) Polinyà de Xúquer (Valencia), Ròtova (Valencia), Alzira (Valencia), Beniarrés (Alicante), Guadalest (Alicante), Ibi (Alicante), Ontinyent (Valencia) y Carcaixent (Valencia). Y menos de 50 litros en las localidades alicantinas de El Pinòs, Villena, Rojales y Benidorm.

DESALOJOS Y RESCATES

Solo en Xàbia, un total de 89 personas han sido desalojadas en por el temporal y han recibido asistencia en un albergue provisional a la espera de volver a casa. Los voluntarios de Cruz Roja también han participado durante la noche en 23 traslados a personas atrapadas, detalla la organización en su cuenta de Twitter.

En general, el teléfono de emergencias 112 Comunitat Valenciana ha gestionado esta noche, durante la máxima intensidad del temporal, un total de 482 incidentes, la mayoría en la comarca alicantina de la Marina Alta, y atendió hasta 693 llamadas.

Por provincias, el Consorcio de Bomberos de Alicante ha recibido hasta 263 avisos esta noche hasta las 7.30 horas, todos en la Marina Alta y aproximadamente un centenar por rescates de personas y animales en coches bloqueados o zonas en peligro de inundación, junto a incendios de cableado eléctrico, achiques y desprendimientos. Uno de los más destacados era un coche que estaba sumergido dos metros por debajo del agua.

Por su parte, el de Valencia ha intervenido esta noche en 43 servicios, sobre todo en Alzira y Gandia, como el rescate de seis personas atrapadas en vehículos y el traslado a una ambulancia de una mujer que necesitaba asistencia médica.

En las últimas cinco horas, la lluvia se ha concentrado en Pego (Alicante), con 26,4 litros por metro cuadrado, de nuevo en Xàbia con 23,3 y en Benidorm (21,2), Barx (20,6) y Ontinyent (19). En cuanto al viento, las rachas han llegado a superar desde las seis de la mañana de este lunes los 52 kilómetros por hora en el aeropuerto de Elche-Alicante y han rozado los 50 en Barx y Xàbia, por delante de los 44 de Oliva y Xàtiva. Los parques de València siguen cerrados por el fuerte viento.

Durante todo el lunes, el cielo seguirá cubierto con precipitaciones ocasionales, que irán localmente acompañadas de tormenta y tenderán a remitir a partir de la tarde, aunque en el norte de Alicante y el sur de Valencia podrán ser persistentes. Las temperaturas mínimas se mantendrán sin cambios y las máximas irán en ligero ascenso en Castelló y València, con 18 y 17 grados, respectivamente. El viento sopla del norte moderado, con intervalos de fuerte en la mitad norte de Alicante, y bajará de intensidad por la tarde.

Este martes, 23 de abril, en principio no habrá avisos por lluvias y seguirán los cielos cubiertos, con probabilidad de chubascos dispersos por la tarde en el interior. Subirán tanto las mínimas como las máximas, sobre todo en el litoral de Valencia.

TEMPORAL HISTÓRICO

A la espera de que remita definitivamente durante las próximas 24 horas, la Agencia de Meteorología destaca que será difícil encontrar un episodio similar al de este temporal de Levante en un mes de abril. Ha habido temporales adversos en abril, como los de 2002 o 1997, pero no tuvieron la extensión espacial de la de este.

Hace dos años, el temporal invernal de enero de 2017 sorprendió por su extensión y persistencia, mientras que el pasado otoño se produjeron una serie de episodios con datos llamativos por su intensidad, aunque podrían ser compatibles con la variabilidad natural del clima.