EN TORNO A LA PRIMERA APELACIÓN

El Supremo de Brasil pospone para noviembre el fallo que podría liberar a Lula

De revocarse una ley podría suponer la libertad para Lula y decenas de otros políticos y empresarios condenados por la investigación de corrupción más grande de la historia.brasileña.

Mundo - 10/25/2019 EUROPA PRESS
Luiz Inácio Lula da Silva (Fotograma RTVC). Luiz Inácio Lula da Silva (Fotograma RTVC).
El Tribunal Supremo de Brasil ha retrasado este jueves hasta noviembre una decisión sobre si los acusados deben ir a prisión después de perder su primera apelación, una decisión que podría liberar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien se encuentra en prisión desde 2018 por cargos de corrupción.

Se espera que el Tribunal, que cuenta con 11 miembros, vote con 6 puntos a favor y 5 en contra de revocar una ley que establece que los convictos comienzan a cumplir sus sentencias después de perder su primera apelación y, en cambio, se les permita agotar el largo proceso de apelaciones antes de cumplir la pena de prisión.

La votación se encontraba con 4 puntos a favor y 3 en contra de mantener la norma cuando el Tribunal ha decidido suspender la audiencia este jueves hasta el 6 de noviembre.

Poner fin a esta ley podría liberar a Lula y a decenas de otros políticos y empresarios condenados por la investigación de corrupción más grande de la historia brasileña, la conocida como operación 'Lava Jato', hasta que se agote el proceso de apelaciones.

La posibilidad de cumplir una pena de prisión inmediata después de perder una primera apelación alentó a varios sospechosos a negociar acuerdos de delación compensada con los fiscales, que a cambio recibieron información que ayudó a desentrañar un esquema de corrupción centrado en contratos de ingeniería con empresas estatales, en particular con la estatal Petrobras.

El exjuez Sergio Moro, quien lideró la mayoría de los juicios de la operación 'Lava Jato' y ahora es ministro de Justicia en el Gobierno del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha afirmado que eliminar la ley sería un gran revés para la lucha contra la corrupción en el país.

"El proceso legal en Brasil es extremadamente lento, hay interminables apelaciones tras apelaciones tras apelaciones", ha señalado Moro en un evento en Sao Paulo.