MOCIÓN DE CENSURA

El socialista Blas Acosta, nuevo presidente del Cabildo de Fuerteventura

Coalición Canaria abandona la Presidencia del Cabildo tras prosperar la moción de censura presentada por PSOE, Podemos y la alianza electoral Nueva Canarias-Asamblea Municipales de Fuerteventura (NC-AMF .

Canarias - 7/8/2019 Redacción Televisión Canaria
Blas Acosta se ha convertido este lunes en el primer presidente socialista del Cabildo de Fuerteventura, tras prosperar la moción de censura promovida por su partido, NC-AMF y Podemos contra Lola García, de Coalición Canaria, cuyo mandato solo ha durado 17 días.

Los votos de los siete consejeros del PSOE, los tres de Nueva Canarias-Asambleas Municipales de Fuerteventura y los dos de Podemos han sacado adelante una moción de censura que apea a CC del gobierno insular, después de 20 años ininterrumpidos al frente del Cabildo.

Los siete consejeros de Coalición Canaria votaron en contra de la moción de censura contra Lola García, la primer mujer que presidía la corporación en un siglo de historia, y los cuatro del Partido Popular se abstuvieron.

Tras las votaciones, Blas Acosta, vicepresidente y consejero de Turismo del Cabildo de Fuerteventura los dos pasados mandatos, ha dado las gracias al pueblo majorero por la confianza otorgada en las elecciones generales y autonómicas, que han permitido "los mejores resultados del PSOE en democracia".

Acosta ha defendido esta moción de censura argumentando que la intención del nuevo grupo de gobierno es garantizar "gobernabilidad, dar estabilidad e impulsar el progreso de Fuerteventura" a través del acuerdo con las tres fuerzas políticas que representan la mayoría social y con programa de gobierno "común y coherente con nuestros idearios".

El secretario general de los socialistas en Fuerteventura ha tendido la mano a la oposición para participar en la "construcción de una isla mejor" y ha recordado que las necesidades "no tienen color político", por lo que se buscará el consenso para los grandes temas para poder ejecutar medidas que respondan a lo que precisan los vecinos.

Acosta ha planteado en su discurso la necesidad de finalizar las obras del hospital; impulsar las infraestructuras sociosanitarias; apostar por un plan contra la pobreza y la exclusión social, que existe y al que hay que dar un impulso; crear el Consejo Insular de la Igualdad; mejorar el sector primario y el transporte o potenciar las viviendas sociales.

El nuevo presidente ha apuntado que el pacto de gobierno alcanzado en el Cabildo majorero va en consonancia con el acuerdo de progreso firmado para el Gobierno canario y que "próximamente hará presidente a Ángel Víctor Torres", al que Acosta ha asegurado que le recordará cuales son las necesidades de Fuerteventura.

PSOE, NC-AMF y Podemos han suscrito 88 medidas con las que trabajar durante los próximos cuatro años y que buscan una sociedad "inclusiva, igualatoria".

Acosta ha adelantado que el nuevo equipo de gobierno trabajará en la coordinación de los programas sociales preventivos, reforzar la prevención a mujeres víctimas de violencia de género, mejorar las ayudas al transporte y las becas a los estudiantes, la regularización de las explotaciones ganaderas, impulsar un plan de fomento a la agricultura o convertir el Parque Tecnológico en un referente internacional del conocimiento.

Por último, ha asegurado que la intención es culminar el Plan Insular de Ordenación (PIOF) desde "la lealtad, sapiencia y conocimiento", un documento que, a su juicio, debe ser "fruto del consenso" y con el cumplimiento de una ley que "sólo dos partidos aprobaron en el Parlamento de Canarias: CC y PP", en referencia a la Ley del Suelo.

En el turno de intervenciones, la hasta hoy presidenta del Cabildo, Lola García, ha subrayado su orgullo por haber sido la primera mujer presidenta de la Institución insular en sus 106 años de historia.

García ha denunciado ante el pleno como 24 días antes de ella tomar posesión como presidenta los tres líderes de los tres partidos ya tenían "preparada y firmada la moción", que presentaron el primer día hábil de esta legislatura.

La nacionalista les ha criticado que no hayan esperado los cien días de gracia que "los más veteranos en política como ustedes dicen que conceden siempre a cualquier gobierno".

García les ha echado en cara la prisa "por repartir los despachos y los cargos de confianza" y por firmar un acuerdo que "es un cheque en blanco porque, a partir de ahora, no habrá más mociones de censura" y porque "al primer desacuerdo serán cesados y sin rechistar".

También les ha criticado que la moción contra CC se jusitifique en que lleva muchos años gobernando, porque supone "olvidarse" de que quienes colocan a los partidos en los gobiernos o en la oposición "son las personas con su derecho al voto".

Otra de las críticas ha sido que, precisamente, algunos de los que han firmado esa moción de censura hayan desfilado "por tres partidos políticos para coger sillón".

Alejandro Jorge, como portavoz de los consejeros censurantes, ha defendido la moción de censura y su votación como un acto "democrático, legal y transparente", que busca propiciar un gobierno "de cambio y abierto al consenso".

Hace unas semanas Lola García acusó a los promotores de esta moción de censurarla por ser mujer, algo que Alejandro Jorge ha criticado duramente, recordando a la nacionalista que "flaco favor" hace a las mujeres cuando utiliza este argumento.

Jorge ha señalado que García "obvia que ha obtenido el peor resultado que de CC en su historia" y ha pedido a los nacionalistas una reflexión interna, pues intentan "victimizar a Lola" y "demonizar a Blas".

Por su parte, el portavoz del Partido Popular, Claudio Gutiérrez, ha asegurado que su grupo llevará a cabo una oposición "leal, seria y responsable", pero también "exigente desde el primer día".

La intención de Blas Acosta es firmar a lo largo del día de este lunes los decretos de delegación de áreas a los consejeros y mañana martes celebrar la primera Junta de Gobierno.