El PIL deja en minoría de nuevo a San Ginés por haberlo "ninguneado"

El vicepresidente del Cabildo de Lanzarote Manuel Cabrera presenta su renuncia al cargo.

Canarias - 11/01/2018 EFE
Fotograma RTVC Fotograma RTVC
El vicepresidente del Cabildo de Lanzarote Manuel Cabrera, del PIL, ha presentado su renuncia al cargo al sentir que se ha "ninguneado" a su partido con la nueva alianza entre CC y el PP, que considera que solo sirve "para seguir aumentando el poder" del presidente, Pedro San Ginés.

La dimisión de Manuel Cabrera deja de nuevo a Pedro San Ginés en minoría, ya que la nueva alianza que había construido tras romper el verano pasado con el PSOE se queda ahora con once consejeros de 23 (siete de CC, tres del PP y uno de Nueva Canarias).

A través de un comunicado, Cabrera asegura que nunca pensó que "renunciar fuera a ser tan difícil para quien libremente quiere ejercerla", ni que "en una decisión de índole personal pudieran caber tantas tensiones, presiones y hasta veladas coacciones".

El consejero del PIL dice que su decisión "no es fácil de explicar" y que, si la explica, "algunos dirán que está loco".

De manera que "para ahorrarse ese riesgo y por discreción", considera que "es mejor no entrar en detalles".

"En cualquier caso", augura que "ya algunos se encargarán" de intentar dejarle "por loco, irresponsable, mentiroso y vaya usted a saber qué lindezas más. Y todo por atreverme a renunciar".

Cabrera agradece el haber contado con el apoyo de su partido, al que pidió "en repetidas ocasiones que la decisión a tomar fuera al Consejo Político y se tomara por todos los compañeros".

Sin embargo, el consejero precisa que, "en una muestra de confianza, que no sabe si agradecer", sus compañeros optaron por que él tuviese la libertad de decidir. "Un regalo casi envenenado dirán algunos, pero una muestra de confianza plena que agradezco".

El consejero explica que en su partido llevan "muchos días tratando de entender cómo un supuesto socio (CC) al que hasta la fecha habíamos apoyado con lealtad, que no vasallaje, y que dice que nos necesita para conformar un pacto de cuatro partidos que dé nueva mayoría al gobierno del Cabildo, se permite presentar un pacto con solo dos partidos (CC-PP), pero diciendo que lo conforman cuatro".

"No contentos con esto reparten dichos partidos (CC y PP) áreas según les parece e interesa a la Presidencia, que además suma aún más personas de su confianza a cargo del Cabildo. Se cumple por tanto un pacto en el cual mi partido no ha formado parte, y que a vista de cualquier observador objetivo parece un pacto de circunstancias inexplicables para el PP y un chollo para CC", opina Cabrera.

El consejero del PIL recuerda que con la entrada del PP se le retira la Vicepresidencia, algo que dice que hubiera podido asumir "por el bien de Lanzarote y por un pacto estable para el gobierno insular, pero alegar esto es difícil de aceptar cuando el único sigue aumentando y aumentando aún más su poder y hasta más personal de confianza es la Presidencia".

"¿Es esto para y por interés de Lanzarote, como lo venden, o solo para interés de CC?", se pregunta.

Cabrera revela que se le ofreció la segunda vicepresidencia con el mismo sueldo que la primera y "hasta algunas otras áreas sobrantes, lo cual se agradece, pero no es la manera de arreglar este pacto que se parió ninguneando, humillando o puenteando (elijan ustedes el término menos malo) al PIL y a sus votantes"

Precisamente por ello y por respeto, indica el consejero, "hoy he presentado, no sin tristeza, mi renuncia a la Vicepresidencia segunda y a las áreas delegadas de Empleo, Consumo y Nuevas Tecnologías". "¡No todo se compra con dinero! La dignidad no tiene precio", concluye.