EMERGENCIA SANITARIA

El personal sanitario reclama protección urgente y test para atacar al coronavirus

Los sanitarios alertan del riesgo para ellos y para los pacientes y señalan que el personal “empieza a estar cansado”.

Canarias - 3/25/2020 Saúl García Crespo
Fotograma RTVC Fotograma RTVC
“Nos han llamado héroes pero no queremos ser héroes caídos en el campo de batalla”. El presidente del Colegio de médicos de Las Palmas, Pedro Cabrera, advertía esta semana de que no podía pasar un día más sin que el personal sanitario hiciera su trabajo desprotegido, “sin batas, sin mascarillas y sin guantes”.

Los sanitarios de todos los hospitales han inundado las redes de mensajes pidiendo ayuda, denunciando la situación y solicitando material, y como respuesta han surgido cientos de iniciativas ciudadanas para coser mascarillas o fabricar pantallas protectoras en 3D e intentar paliar la situación “Somos población de alto riesgo parase contagiados y contagiantes”, señalaba Cabrera.

El Colegio Oficial de Médicos de Santa Cruz de Tenerife y el sindicato de la profesión médica, CESM, también han denunciado la situación de inseguridad de los profesionales sanitarios, y médicos en particular tanto en la sanidad pública, como en la concertada y privada. “Entendemos que es vital proteger a los que nos van a cuidar, son prioritarios para el resto de la población, por lo que deben disponer de los recursos necesarios para protegerse y proteger a los ciudadanos”, aseguraban en un comunicado.

Los celadores también se han quejado de la falta de protección y se están generalizando las bajas médicas por miedo a contagiarse.

Los sanitarios piden mascarillas, guantes y agilidad en la respuesta.

En España hay 5.400 sanitarios infectados, cerca del trece por ciento del total. Es el país con más sanitarios contagiados. En Canarias ese porcentaje aumentaba hasta el viente por ciento, con casi cien sanitarios con el virus. La causa parece evidente. El director del Centro de emergencias y alertas sanitarias, Fernando Simón, ha reconocido que los casos se disparan por la falta de equipos adecuados de protección. Por contra auguró este miércoles que el pico de casos probablemente se alcance durante esta semana, mientras que el Gobierno anunció una compra “masiva” de material sanitario a China por valor de 432 millones de euros.

El Gobierno canario reclamó a Madrid material y ayer martes, aterrizaba en los aeropuertos de Tenerife Norte y Gran Canaria un avión con el primer cargamento de 80 cajas de guantes, 14 cajas de batas, 65 cajas de equipos de protección individual y unas 124.000 mascarillas al que se sumarán otros. Fuentes del Hospital Universitario de Canarias señalan que están pendientes de ese reparto.

La Guardia Civil ha colaboradora en el reparto de material que ha llegado a La Palma y Lanzarote. El consejero de Sanidad del Cabildo de Lanzarote, Juan Manuel Sosa, ha confirmado que el envío ha llegado, aunque aún no se ha repartido en el hospital, según fuentes del centro.

Preocupación generalizada

Yone Caraballo, enfermero de Urgencias en el Hospital de José Molina Orosa, se queja de que en Lanzarote “hay material bajo llave” que se está guardando para cuando la situación sea peor “y mientras tanto podemos contaminarnos y contaminar a los demás”. Señala que el sistema de selección de pacientes que se ha diseñado en ese hospital sigue poniendo en riesgo a los sanitarios porque se sigue atendiendo sin protección a personas sin síntomas que pueden ser portadoras del virus. “Pedimos que si no nos dan mascarillas nos den el motivo por escrito”, dice. Por otra parte, los test en Lanzarote y Fuerteventura tienen que enviarse al Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín y tardan más de dos días en saberse los resultados. Caraballo dice que no hay unificación de criterios entre la
gerencia de Hospital y el Gobierno de Canarias para enviar a casa o permitir que sigan trabajando sanitarios que han estado en contacto con personas infectadas.

Esa misma queja la hace Guillermo de Loño, delegado sindical de CC.OO en el Hospital Universitario de Canarias: “A unos se les manda a casa y a otros no, y algunos son asmáticos o diabéticos que han tenido contacto directo con enfermos”. Afirma que hay más de ochenta compañeros de ese hospital en casa, esperando a saber si están o no infectados, y que el retraso en las pruebas corre en contra del servicio.

Los sanitarios de los hospitales de Canarias aseguran que están “preparados pero preocupados”. En las urgencias hay menos casos de lo habitual, “por miedo o por responsabilidad”, dice De Loño. “El que viene ahora está malo de verdad”, señala Caraballo. Ambos advierten de que se están acercando al límite, principalmente en Tenerife porque el personal “empieza a estar cansado”. En el HUC, la Unidad de Psiquiatría está desarrollando un programa de atención psicológica para los trabajadores. En ese mismo hospital se han reforzado todas las unidades. “El personal no es el problema, a lo mejor faltan especialistas pero el equipo directivo hace lo que puede”, señalan desde CC.OO. En ese hospital se están acondicionando habitaciones normales como si fueran de cuidados intensivos.

Noticia relacionada: El comité de Emergencia Sanitaria prioriza la protección del personal sanitario