CRISIS EN UE

El ministro para el "brexit" resalta la importancia de un acuerdo para España

Stephen Barclay ha dicho que su gobierno va a cumplir con la ley y lo que dicte el Parlamento, pero ha advertido que "la legislación no descarta una salida sin acuerdo", lo único que dice es que hay que votar el "brexit duro".

España - 9/19/2019 EFE
El ministro británico para la salida de la Unión Europea, Stephen Barclay, ha afirmado que el Reino Unido El ministro británico para la salida de la Unión Europea, Stephen Barclay, ha afirmado que el Reino Unido "quiere que haya un acuerdo" sobre el "brexit" con Bruselas y además cree que aunque "queda poco tiempo, es posible lograrlo". EFE/ Víctor Lerena
El ministro británico para el "brexit", Stephen Barclay, ha urgido este jueves a alcanzar un acuerdo sobre el "brexit" antes del próximo 31 de octubre y ha destacado la importancia del mismo para los intereses españoles en el Reino Unido y para Gibraltar.

Barclay ha señalado durante un desayuno informativo en Madrid que hay que buscar una solución "creativa y flexible" que evite el principal escollo para un final acordado de las negociaciones: la llamada "salvaguarda irlandesa", según la cual Irlanda del Norte permanecerá sometida a las reglas del mercado único mientras la UE y el Reino Unido negocian una relación permanente tras el "brexit".

"Necesitamos una solución ingeniosa. Si hay salvaguarda ahora no podremos llegar al acuerdo. Eso no lo podemos cumplir y nos movemos en una zona sin salida", ha reiterado Barclay, quien ha querido dejar en Madrid un mensaje claro: "El Reino Unido quiere un acuerdo, pero queda poco tiempo".

Sobre Gibraltar, Barclay ha dicho que "hay 10.000 españoles que cruzan la verja y no está en el interés ni de esas personas ni de la economía regional, que no haya acuerdo", ha advertido.

"Si no hay acuerdo...¿va en interés de la economía nacional?. Estamos dispuestos a seguir negociando como hemos hecho hasta ahora para defender los derechos de los ciudadanos. No pongamos en riesgo estas cosas por falta de flexibilidad".

Stephen Barclay también ha querido enviar un "mensaje de confianza" a las empresas españolas radicadas en el Reino Unido (Telefónica, Banco de Santander, Sabadell, Iberdrola y Ferrovial). En total inversiones por valor de 80.000 millones de euros.

"Tenemos un entorno empresarial muy amable y un excelente marco laboral, además de un gran conocimiento científico", ha dicho Barclay, que ha apostado por que la City londinense continúe siendo un "hub" financiero en Europa en un futuro donde "será clave la gestión de los activos financieros" y una prioridad de las "políticas gubernamentales".

"Tener acceso al capital más barato interesa a los negocios españoles", ha indicado.

"El Reino Unido tiene 88 indicadores geográficos por 3.000 de la UE, ha manifestado Barclay, y el jerez y el cava van a perder sus protecciones y van a tener que enfrentarse a la competencia", ha advertido.

"Además un no acuerdo afectaría a la industria pesquera, porque el Reino Unido va a ser independiente. Y recordemos además que dos tercios de las medicinas que llegan a Irlanda pasan por el Reino Unido".

"El impacto de los aranceles se sentiría en España" y por eso -ha señalado- sería mejor un acuerdo que evite posteriores trastornos". Ha recordado que "la UE también puede poner aranceles a todos los productos británicos" y que eso tendría impacto en los consumidores de las dos partes. "Nuestro país quiere estar libre de aranceles".

La Comisión Europea ha advertido al Reino Unido que, aunque no haya acuerdo, debe pagar la factura de su salida de la UE, valorada en unos 39.000 millones de euros.

Barclay ha sugerido este jueves la posibilidad de negociar la "salvaguarda irlandesa" después del próximo 31 de octubre, para facilitar un acuerdo final sobre la retirada del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

"¿Por qué arriesgarnos materializando algo el 31 de octubre cuando podemos trabajar hasta diciembre de 2020?", se ha preguntado Barclay. "Ahora no podremos llegar a un acuerdo si continúa la salvaguarda", ha señalado.

El ministro británico ha dicho que su gobierno va a cumplir con la ley y lo que dicte el Parlamento, pero ha advertido que "la legislación no descarta una salida sin acuerdo", lo único que dice es que hay que votar el "brexit duro" y que "la cuestión principal es la forma".