UN CASO PIONERO EN EL ESTADO

El Gobierno de Canarias compra al Banco Santander las 358 VPO de Añaza

La compra se ha cerrado por un valor de 24,8 millones de euros y la firma con la entidad bancaria se llevará a cabo el próximo mes de marzo.

Canarias - 09/01/2019 EUROPA PRESS/Redacción Televisión Canaria
Informa: Patricia Santana / Armando Duque.
El Gobierno de Canarias, a través de la empresa pública Visocan, ha alcanzado un acuerdo con el Banco Santander para comprar por 24,8 millones un conjunto de 358 Viviendas de Protección Oficial (VPO) ubicadas en el barrio de Añaza, en Santa Cruz de Tenerife, y evitar así su venta a un 'fondo buitre'.

Los detalles de la operación han sido expuestos este miércoles en rueda de prensa por el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo; la consejera de Políticas Sociales, Cristina Valido; el presidente del Cabildo, Carlos Alonso; el alcalde, José Manuel Bermúdez y la representante de los vecinos, Inma Évora.

En principio, Visocan recibirá los fondos el próximo día 15 --ayer martes se aprobó una ampliación de capital en Consejo de Gobierno-- y la firma con la entidad financiera se producirá a mediados del mes de marzo, aproximadamente.

El Gobierno ha optado por pagar toda la cantidad "de golpe" para evitar el pago de intereses, abrir una operación de endeudamiento y lograr rebajar al máximo el precio final, dado que la tasación rondaba los 29 millones, ha detallado Valido a los periodistas.

Una vez las viviendas se incorporen al parque público del Gobierno de Canarias, se iniciará un proceso de ir 'caso a caso' para "ordenar todo", dado que la casuística es muy variada en la urbanización, pues hay desde okupas a personas con problemas para abonar el alquiler o los gastos corrientes, pero ahora tendrán la "seguridad" de que los pisos están bajo la propiedad pública, ha incidido la consejera.

Évora ha comentado que las vecinas están "contentas" porque con la operación se evita que ninguna familia "se va a ir a la calle", tras un proceso largo que se inició en octubre con las primeras órdenes de desahucio y cuando se encontraban "solas y ante un fondo buitre".

En esa línea, ha valorado que las instituciones públicas hayan estado "lado de los vecinos" y cara al futuro, ha reclamado la construcción de un parque público de viviendas para que los ciudadanos tengan un "acceso fácil" a un piso.

Bermúdez, por su parte, ha dicho que es un "alcalde feliz" porque se ha resuelto un problema social "muy importante", destacando la capacidad de organización de los vecinos y la "coordinación" alcanzada con Gobierno de Canarias y Cabildo de Tenerife.

Asimismo, ha resaltado el "papel clave" de Carlos Alonso, por retirar fondos del Cabildo del banco, y de Clavijo, que se reunió en Madrid con altos cargos de la entidad para empezar a trabajar en la compraventa.

Un caso pionero en el Estado

"No hay otro ejemplo a nivel del Estado", ha señalado, subrayando que "los fondos buitre no tienen alma, corazón ni cara".

El alcalde ha valorado también que esta operación representa "la forma de resolver los problemas", y que pasa por "escuchar a la gente y buscar actuaciones dentro de la ley".

Alonso ha destacado el "liderazgo" del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para coordinar y resolver el problema con una operación "excepcional" que salva las casas de la venta a un 'fondo buitre' y los vecinos "por fin ya pueden vivir tranquilos".

Clavijo ha valorado la "valentía" de los trabajadores por organizarse tras unos primeros momentos de "vértigo y miedo", apuntando también que "es muy fácil" trabajar con Alonso y Bermúdez ya que "nunca se preguntan" de quién es la competencia sino de resolver los problemas.