TRAGEDIA EN LAS MONTAÑAS SAGRADAS

El fuego en la cumbre de Gran Canaria ''se duerme durante la madrugada''

Los efectivos terrestres del dispositivo de extinción del incendio han estado realizando labores de vigilancia en los puntos calientes, además de trabajos de remate y consolidación y no se han producido reactivaciones del fuego.

Canarias - 8/14/2019 EUROPA PRESS
La evolución del incendio que ha afectado a parte de la cumbre de Gran Canaria, después de que se iniciara el pasado sábado, 10 de agosto, en un barrio de Artenara, "es favorable" tras la madrugada de este miércoles, según ha informado el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del 112 de Canarias.

Para ello, en el transcurso de la noche, los efectivos terrestres del dispositivo de extinción del incendio han estado realizando labores de vigilancia en los puntos calientes, además de trabajos de remate y consolidación.

Asimismo, no se han producido reactivaciones del fuego, por lo que se considera que la evolución "es favorable". De todos modos, el Gobierno de Canarias dio el incendio por estabilizado en la tarde noche del martes, después de que durante el día del martes no se produjeran "reproducciones significativas ni situaciones que comprometan la estabilidad de las líneas de control previstas en el área afectada".

En esta cuarta noche desde que comenzó el fuego no se han registrado reactivaciones del incendio, cuya evolución es favorable, han destacado los servicios de emergencia del Gobierno canario, que dirige las labores de extinción.

Este incendio se ha propagado en un perímetro de 23 kilómetros y ha obligado a desalojar de sus casas a un millar de vecinos de los municipios de Artenara, Tejeda y Gáldar que, en su mayoría, ya han podido regresar a sus hogares.

Este incendio exprés, como lo han calificado los técnicos, dada su rápida propagación desde que comenzara, al parecer, por la imprudencia de un hombre que usaba una radial y que ha eludido de forma provisional la prisión al pagar la fianza de 25.000 euros acordada por la autoridad judicial, también ha afectado a algunas viviendas, si bien aún no se han cuantificado con exactitud los daños materiales que ha ocasionado.

Ante la inminente una ola de calor que se prevé que afecte a la isla de Gran Canaria y para evitar el riesgo de reactivaciones el dispositivo aéreo, formado por 14 medios, entre helicópteros, un avión y dos hidroaviones, seguirá trabajando para controlar, vigilar y humedecer el perímetro del incendio.

Contra este fuego ha luchado desde el sábado en tierra un dispositivo formado por entre 500 y 600 efectivos de distintos cuerpos y servicios de emergencia.

Como este fuego aún no se da por controlado, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha pedido a los ciudadanos que no acudan a la zona afectada por el fuego y que se evite así lo que ha denominado como "piroturismo".

Aún así el Gobierno de Canarias mantiene el Nivel 2 y, por tanto, la dirección de la emergencia, según el Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Incendios Forestales de Canarias (INFOCA), para este incendio forestal que ha quemado unas 1.500 hectáreas pertenecientes a los municipios de Artenara, Gáldar y Tejeda.