El fiscal carga contra el juez Alba por mercadear con su poder contra Rosell

El TSJC ha dejado visto para sentencia el juicio contra el magistrado de la Audiencia de Las Palmas por delitos de prevaricación judicial, cohecho, negociaciones prohibidas funcionarios, falsedad en documento oficial y revelación de secretos.

Canarias - 7/12/2019 EFE
La Fiscalía considera probado que el magistrado Salvador Alba "mercadeó" con su "poder como juez" y cometió "una prevaricación clamorosa" para perjudicar a la diputada Victoria Rosell e intentar que prosperara la querella que había interpuesto contra ella el exministro José Manuel Soria.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha dejado visto para sentencia esta tarde, tras cinco sesiones, el juicio que se sigue contra el magistrado de la Audiencia de Las Palmas por delitos de prevaricación judicial, cohecho, negociaciones prohibidas a funcionarios, falsedad en documento oficial y revelación de secretos, por los que se piden penas de hasta 13 años de cárcel.

En su informe final, el abogado de Alba ha denunciado que "es el mundo al revés" que su cliente se siente en el banquillo por haber investigado si Rosell había tomado decisiones como juez influida por las relaciones empresariales que su pareja, el periodista Carlos Sosa, mantenía con un imputado, por más que ese asunto haya sido revisado y archivado tanto por el Consejo General del Poder Judicial y como por el propio TSJC en resoluciones que cree "criticables".

Los hechos que se dilucidan en este juicio se produjeron en torno las diligencias penales que el Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria seguía desde 2014 contra el empresario Miguel Ángel Ramírez por delitos de fraude fiscal y contra la Seguridad Social presuntamente cometidos en Seguridad Integral Canaria, una causa que inició Victoria Rosell y continúo Alba.

Las cuatro acusaciones personadas en el juicio sostienen que Alba solicitó sustituir a Victoria Rosell en ese juzgado en cuanto esta pidió la excedencia para presentarse a las elecciones con Podemos con el propósito que "buscar en los cajones" todo los que fuera necesario para perjudicarla, guiado por su "enemistad" hacia ella.

"Siempre orientó el proceso penal con un fin no previsto en la ley: la búsqueda de perjuicios para Victoria Rosell. Todo estaba orientado a ello", ha denunciado el representante de la Fiscalía, Vicente Garrido, que entonces era fiscal superior de Canarias.

Y no le importó, ha añadido, cometer "prevaricaciones clamorosas" como la de citar sin su abogado a una persona investigada por él -el empresario Ramírez- "a una reunión clandestina", ni tampoco prometerle que se "cargaría" su causa si le ayudaba a dañar a Victoria Rosell o enviar al Supremo "informes mendaces" que sirvieron para que este admitiera la querella de Soria contra la diputada de Podemos, que acabó dimitiendo por ello.

El Ministerio Público ha defendido además la validez como prueba de la grabación que Ramírez hizo de su reunión con el juez Alba, sin saberlo este, en la que se escuchan como hablan de cómo perjudicar a Rosell a cambio de beneficios procesales para el empresario.

El fiscal ha subrayado que la fiabilidad de esa grabación ha quedado avalada por los expertos en criminalística de la Guardia Civil, que no han encontrado en ella adulteraciones, pero también ha alegado que, si la Sala no la considerara una prueba válida, tiene el testimonio directo del empresario que la hizo.

"No es la única prueba, ni la más importante, ni tampoco la primera", ha argumentado Garrido, anticipándose a la petición de la defensa, que sostiene que esa grabación es ilegal, que el procedimiento contra Alba se inició por ella y que, por tanto, su posible nulidad contamina la causa entera, de principio a fin.

El abogado que acusa en nombre de Victoria Rosell ha subrayado que, aunque no esté presente en este procedimiento, "la sombra de Soria" está detrás de todos estos hechos "por todos los lados".

Por su parte, la letrada de Podemos ha advertido al TSJC de que este no es un juicio más, sino un caso "obsceno" que compromete la imagen pública de los jueces, por los hechos que se atribuyen a Alba. "La Justicia no puede suspender este examen", ha dicho esta abogada Sandra Rodríguez, que sostiene que el acusado busca el favor del PP, a través de Soria, para "medrar en la carrera judicial".

A su vez, el abogado defensor, Nicolás González-Cuéllar, ha mantenido que "la totalidad de procedimiento está contaminado", que las grabaciones que señalan a su cliente están manipuladas y que llevarle a juicio su celo en investigar si Victoria Rosell había quebrado la ley por intereses personales "no es justo".

"Podemos mirar para otro lado y decir que el rey no está desnudo. Pero no es justo. Es el mundo al revés", ha añadido. EFE

La defensa han anunciado además querellas contra Ramírez y contra la letrada de Podemos, al primero por llamar "mafioso" a su cliente y a la segunda por catalogarlo de "chantajista".