Juicio por el "Caso Yate"

El exalcalde de Yaiza confiesa para reducir las penas por corrupción urbanística

José Francisco Reyes se expone a seis años de cárcel en lugar de 30 tras confesar que fue sobornado para que concediera licencias de obras ilegales en este municipio del sur de Lanzarote.

Canarias - 20/03/2017 EFE/Redacción TelevisiónCanaria
El exalcalde de Yaiza (Lanzarote) José Francisco Reyes se expone a seis años de cárcel en lugar de 30 años por conceder licencias ilegales de obra en su municipio entre los años 1998 y 2007.

Reyes confesó ante el tribunal que aceptó sobornos, de hasta 300.000 euros, a cambio de autorizar la construcción de una veintena de hoteles en Playa Blanca, el puerto deportivo de Marina Rubicón y otras construcciones en el sur de Lanzarote.

La Fiscalía de Medio Ambiente de Canarias ha sido la que ha informado del acuerdo alcanzado entre la acusación y las defensas de los nueve de los once procesados que reconocen su culpabilidad en esta trama de corrupción urbanística, denominada "caso Yate".

El Ministerio Público y la acusación popular, ejercida por la asociación Transparencia Urbanística, incluyeron el beneficio de tres atenuantes - dilaciones indebidas por dos años de paralización de la causa, confesión y reparación del daño-, en la petición de pena.

Este acuerdo le permite reducir a seis años la pena de cárcel por delitos de prevaricación urbanística y administrativa, cohecho, malversación, blanqueo de capitales y otro, de negociaciones prohibidas a funcionarios y autoridades públicas.

El resto de acusados

El Ministerio Fiscal dirigía también cargos por blanqueo de capitales contra su esposa, Antonia Rafaela Torres Perdomo, y para tres de sus hijos, María Beatriz, María Noelia y José Francisco Abel Reyes Torres, por haber actuado como testaferros de las operaciones.

El acuerdo pactado por acusaciones y defensas reduce de cinco años a cinco meses y medio de prisión su petición de condena.

La misma pena de cinco meses y medio piden ahora las dos acusaciones del "caso Yate" para Simón Camacho y Antonio Marcelo Machín, dos amigos del entonces alcalde de Yaiza que han confesado que le ayudaron a dar apariencia legal al dinero que obtuvo en comisiones ilegales por las licencias.

Otro de los acusados que reconoce su culpabilidad es el entonces secretario del Ayuntamiento de Yaiza, Vicente Bartolome, para el que ahora se piden seis meses de cárcel frente a los seis años y medio de prisión iniciales.

Siete establecimientos hoteleros

En este procedimiento la Fiscalía ha sostenido que el exalcalde de Yaiza "aprovechó sus competencias en Urbanismo para recaudar fondos con la concesión "masiva" de licencias de obra.
Así, subraya la acusación pública, llegó a autorizar "en un solo día" más de 1.500 nuevas plazas turísticas al permitir la construcción de siete grandes establecimientos hoteleros.

En algunos casos, según el Ministerio Público, Reyes dio el visto bueno a proyectos que "ni siquiera estaban visados por el Colegio Profesional de Arquitectos y, lo que es más grave y clamoroso, autorizó la licencia sobre el acomodo a planes parciales (...) que no habían adquirido eficacia jurídica".