CRISIS MIGRATORIA

El Estado reacciona y ordena acoger a los más de 200 migrantes que salieron de Arguineguín

Tras pasar la tarde frente a la Delegación del Gobierno en Las Palmas de Gran Canaria, volvieron a ser trasladados al sur de la isla para pernoctar en establecimientos hoteleros de Maspalomas.

Canarias - 11/17/2020 EFE / Redacción Televisión Canaria
Armiche Díaz / Tania Sánchez / Raúl Delgado
La Secretaría de Estado de Migraciones ha dado instrucciones para que se recoja inmediatamente a los más de 200 inmigrantes que salieron este martes del campamento de emergencia del muelle de Arguineguín, y que pernoctaron finalmente en establecimientos hoteleros de Maspalomas tras pasar la tarde frente a la Delegación del Gobierno en Las Palmas de Gran Canaria.

Cerca de 200 inmigrantes marroquíes que estaban en el muelle de Arguineguín han sido conducidos por la Policía este martes fuera del campamento de la Cruz Roja y trasladados en guaguas dispuestas por el Ayuntamiento de Mogán a Las Palmas de Gran Canaria sin un recurso de acogida.

Tras conocer los hechos, se han dado instrucciones para que se recoja inmediatamente a todas estas personas y sean derivadas a plazas del sistema de acogida, han informado fuentes de la Secretaría de Estado.

Van a ser derivados a plazas del sistema de acogida, han explicado las fuentes, después de que el Ministerio del Interior haya ordenado "que se realicen los trámites pertinentes para conocer los detalles que han dado lugar a esta situación".

"No tenemos a dónde ir", "no sabemos dónde pasaremos la noche", confesaron varios de ellos a Efe en la capital, mientras pedían el favor de que les permitieran llamar a sus familiares (algunos en España) para avisarles de que habían cogido una patera, de que ya están en Canarias y de que, en su caso, se encuentran bien.

Los inmigrantes que han hablado con Efe aseguran que llevaban cinco días en Arguineguín, que solo han comido una vez este martes y que ninguno ha podido ducharse en los últimos quince días.

El campamento de Arguineguín comenzó este martes con más de 2.000 personas acogidas en precario en sus instalaciones, mientras las embarcaciones de Salvamento Marítimo seguían trayendo nuevos rescatados al puerto (más de 500, hasta esta tarde).

Ello ha agravado las condiciones de hacinamiento que vienen denunciando desde hace tiempo organizaciones como Human Rights Watch, el propio Gobierno de Canarias, el Cabildo de Gran Canaria, el Ayuntamiento de Mogán o el juez que supervisa el Centro de Internamiento para Extranjeros de la isla, Arcadio Díaz Tejera.