El diálogo se abre paso en Barcelona contra la declaración unilateral de independencia

Manifestantes ataviados con camisetas blancas y con el lema "hablemos" toman la plaza Sant Jaume en un llamamiento a la unidad que ha sido secundado en otras ciuades de España.

España - 07/10/2017 EFE
Redacción TelevisiónCanaria
Miles de personas -5.500 según la Guardia Urbana- se han congregado este sábado en la plaza Sant Jaume de Barcelona ataviadas con camisetas blancas y con el lema "hablemos", para reclamar diálogo entre la Generalitat y el Gobierno ante una posible declaración unilateral de independencia.

Los concentrados han hecho volar unos globos blancos, han aplaudido en diversas ocasiones -algunos con guantes blancos- y han lanzado proclamas como "el pueblo catalán no quiere división", "sí se puede" o "queremos hablar".

Además, los manifestantes, en un tono pacífico y sin exhibir banderas españolas, catalanas ni independentistas, han alzado carteles contra la declaración unilateral de independencia u otros que versaban: "España es mejor que sus gobernantes".

La concentración ciudadana no ha sido organizada por ningún partido político, pero sí que ha acudido una representación del PSC, encabezada por el primer secretario del partido, Miquel Iceta.

En declaraciones a los periodistas, Iceta, que ha dicho que acudía más como "ciudadano", ha subrayado que "mucha gente" está pidiendo en las calles "diálogo", por lo que ha pedido solucionar el conflicto catalán desde la negociación, aunque para ello no debe haber "decisiones unilaterales".

En la movilización también se ha visto otros dirigentes socialistas, como Assumpta Escarp y Jaume Collboni, además del primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, o el secretario de la UGT, Josep Maria Álvarez.

En Twitter, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha publicado una foto de la plaza Sant Jaume llena y otra de la concentración paralela frente al Ayuntamiento de Madrid y ha escrito: "Miles de personas envían un mensaje de paz a sus gobernantes: lo valiente, hoy, es escuchar y sentarse a hablar".

Precisamente, en la pared del Ayuntamiento de Barcelona, unos concentrados han colgado un gran cartel con el lema "Parlem, hablemos", en un gesto aplaudido por los manifestantes.

Uno de los carteles que se ha visto a favor de la concordia entre Generalitat y Gobierno decía "Que se besen", algo que sí ha hecho en la plaza Sant Jaume una pareja de recién casados que se han encontrado la manifestación al salir del Ayuntamiento.

Como es costumbre, la novia también iba de blanco y junto con su marido han lanzado el ramo a los concentrados en la plaza.