El ministro dijo que lo cerraría en dos semanas

El Defensor del Pueblo pide al ministerio del Interior el cierre del muelle de Arguineguín

Se podrían estar vulnerando derechos fundamentales según el informe del quipo del Defensor tras una visita por sorpresa el pasado día 16 al muelle donde ya vuelven a estar acogidas casi mil personas.

Canarias - 11/27/2020 EFE
El Defensor del Pueblo viajará a Canarias la próxima semana para comprobar la situación de los migrantes en el campamento del muelle de Arguineguín, en Gran Canaria, tras haber pedido por escrito a Interior el "cierre inmediato" de la instalación que alberga casi un millar de personas, aunque ha llegado a acoger 2.600 a principios de noviembre.

Según han confirmado fuentes de la institución, el defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha decidido desplazarse a la zona, tras la inspección por sorpresa que realizó el pasado 16 de noviembre un equipo de la institución al campamento y a la red de acogida de las islas para comprobar el trato que reciben los migrantes cuando llegan en cayucos o pateras a Canarias.

Fuentes de Interior han confirmado que les ha llegado el escrito del Defensor, pero han señalado que ya está en marcha el proyecto de cierre del campamento desde que el Ministerio de Defensa cedió terrenos para trasladar a los migrantes.

De hecho, subrayan las fuentes, se trabaja "contrarreloj" en el antiguo polvorín de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria, donde se está ultimando un campamento con capacidad para 800 personas como Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE).

Las fuentes han añadido que se están adecuando las instalaciones para que los migrantes puedan permanecer en ellas de la forma más digna posible y que, poco a poco, se irá evacuando Arguineguín.

El equipo técnico del Defensor del Pueblo estuvo varias horas en el campamento de emergencia de Cruz Roja de este puerto del sur de Gran Canaria para revisar sus condiciones.

A la vista de esta inspección, la institución ha remitido esta petición de cierre del muelle en el que se podrían estar vulnerando derechos fundamentales.

Las llegadas de inmigrantes se siguen sucediendo y este jueves el muelle de Arguineguín volvió a albergar a casi un millar de personas. En concreto, Salvamento Marítimo había desembarcado hasta primera hora de la tarde a 348 ocupantes de once embarcaciones, dos de ellos bebés.

El campamento del muelle se abrió el 20 de agosto con capacidad teórica de 400 personas.

El Gobierno canario y numerosas organizaciones como Human Rights Watch (HRW), la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y Amnistía Internacional han reclamado de forma reiterada su cierre por sus condiciones de hacinamiento.

También el juez del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), Arcadio Díez Tejera, ha revelado testimonios de personas que han permanecido más de tres semanas, cuando el máximo deben ser 72 horas. Todos los migrantes duermen en el suelo con mantas cedidas por Cruz Roja y solo se les sirven bocadillos, para no usar cubiertos por seguridad.

El compromiso expresado por Migraciones es habilitar campamentos, sobre todo en instalaciones militares, para albergar a 7.000 personas, un número similar al que acogen los hoteles en estos momentos.