El capitán del Alborán asegura que la pontona ya se encontraba semihundida

Una barrera anticontaminación rodea el fast ferry accidentado para evitar vertidos de fuel hasta que concluya la investigación.

Canarias - 09/11/2018 Redacción Televisión Canaria
El capitán del buque Alborán asegura que la pontona Trames Uno ya se encontraba semihundida frente a la costa norte de Gran Canaria cuando se produjo la colisión en la tarde de este jueves. Los tres tripulantes de la pontona tuvieron que ser rescatados por un helicóptero de Salvamento Marítimo en el mar.

Ya en el puerto, la Autoridad Portuaria de Las Palmas ha rodeado al fast ferry con una barrera anticontaminación para evitar cualquier vertido de fuel al mar. El buque se encuentra en el puerto y escorado tras el choque.

El buque Miguel de Cervantes de Salvamento Marítimo remolcó la Trames Uno, embarcación de 25 metros de eslora que realiza trabajos de apoyo a labores marinas. Además de a los tres tripulantes, el barco transportaba dos contenedores con material de buceo, indica Salvamento Marítimo.

El accidente se produjo en la tarde de este jueves, cuando el ferry cubría su ruta regular entre los puertos de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife.

El ferry, un catamarán de alta velocidad, llevaba en esos momentos a bordo 129 pasajeros y 21 tripulantes, ninguno de los cuales sufrió daños en la colisión.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Juan José Cardona, ha defendido la seguridad con la que opera el transporte marítimo de pasajeros en Canarias, a pesar de accidentes como el que sufrió el ferry.

En declaraciones a Efe, ha precisado que para conocer todas las circunstancias de lo ocurrido habrá que esperar a que la comisión de accidentes marítimos del Ministerio de Fomento realice su investigación, que comenzará este lunes.

Sin embargo, ha mostrado su confianza en las operaciones de la naviera implicada: "Armas", ha subrayado Cardona, "tiene muchos barcos y magníficos profesionales".

A su juicio, accidentes como el que implicó al ferry y una pontona pueden ocurrir estadísticamente en lugares que dependen en un alto grado del transporte marítimo, como las islas.