El cantautor grancanario Víctor Lemes rompe estereotipos

Prepara el lanzamiento de su segundo trabajo "Caja Negra" tras lograr grabarlo gracias a la financiación conseguida en un concierto ofrecido el pasado mes de marzo en el Teatro Guiniguada, en Las Palmas de Gran Canaria.

Cultura - 10/04/2013 Redacción TelevisiónCanaria
No es un cantautor al uso. Un accidente le empujó a escribir canciones y desde entonces Víctor Lemes (1982, Las Palmas de Gran Canaria) ha roto estereotipos a base de talento sobre los escenario en sus once años de carrera musical.

En su primer disco, “Lo siento Freud”, publicado en 2010, contó con la participación en alguna de sus canciones con Riki López y el ex miembro de Habana Abierta, Boris Larramendi. Este trabajo le llevó a ser telonero de Javier Krane y tambié a trabajar en la sala "La Chistera" de Manolo Vieira, " algo que le "llena de felicidad".

Actualmente está inmerso en el "maravilloso lío" (así lo llama él) de la publicación de su segundo disco, "Caja Negra". Lemes ha grabado un concierto en directo, el pasado 20 de marzo, en el Teatro Guiniguada, en Las Palmas de Gran Canaria. Lo recaudado con las entradas, diez euros por persona, irá destinado a las masterización y producción del disco.

Su segundo trabajo discográfico llevará por nombre “Caja Negra”, Un cajón donde guardas los pormenores de todos sus viajes y actuaciones de estos últimos 11 años de carrera musical..., ¿qué tal la grabación en directo?

-Muy bien, estaba muy nervioso, me la jugaba todo a una. Pero por lo general, he escuchado ya el directo sin mezclar ni nada, a pelo, y suena genial. En este disco pueden encontrar desde un ska hasta un son, manouche, swing, jazz y hasta una canción "Pop adrede", que habla sobre cómo reunir en una canción todos los trucos para hacer una canción comercial, se llama "Análisis estructural de una canción comercial". Y en el disco no se apreciará, pero en el concierto hicimos hasta una coreografía grupal. Pese a los diversos estilos musicales siempre mantengo el estilo lírico de la ironía y la sátira, aunque también hay algunas canciones lentitas y profundas porque si no, reviento.

¿Cuándo estará a la venta?

-Espero que en verano, no depende mucho de mí, sino de cuanto se tarde en la mezcla, mastering, diseño, fabricación de las copias y toda esa burocracia legal que hay que llevar a cabo; pero auguro que en verano.

¿Por qué has optado por esta forma de financiación, lo recaudación de taquilla en un concierto?

-Llevaba años con la idea de hacer un disco en directo y pensé que en vez de pagar a un estudio de grabación gastaría ese tiempo en ensayar con los músicos y hacer del escenario un estudio. El problema es que ni llenando el Teatro Guiniguada, como se llenó, uno llega al total, porque hay que pagar muchas cosas, técnicos, grabación, músicos, fabricación, diseño... Pero lo prefiero así a que cualquier productora o discográfica te facilite todo eso y luego se queden con más de la mitad de tus ganancias. Hay mucha mafia y mucho inteligente que se aprovechan de la necesidad del que empieza, le garantizan fama y llenos absolutos, y le absorben su dignidad. Por mi parte espero que entre la recaudación, mas giras por la Península, conciertos, ventas de discos y algún ahorrillo que tenía destinado para esto, pueda terminar este sueño.

¿No hay posibilidad de conseguir subvenciones o patrocinadores en Canarias o en la península?

-Nunca he pedido subvención y conozco amigos que la han pedido y se las han dado, pero otros que también las están esperando a día de hoy. Cuando es para proyectos como estos solo ponen trabas y pegas, parece que la música es perjudicial para la salud de las altas esferas y es más importante ayudar al que no necesita ayuda que al que la necesita, según ellos.

En 2010, lanzas su primer trabajo discográfico “Lo Siento Freud”, Un disco que también tuvo que autofinanciarte. ¿De qué maneras consiguió el dinero en aquella ocasión?

-El primer disco se llama "Lo siento Freud" y fue como una especie de catarsis y autopsicoanálisis dando a entender que mi terapia es el escenario y componer, y no un diván ni soltarle mis locuras a un psicólogo. Son 13 canciones de diferentes estilos y temáticas y aún me quedan copias, pero se están acabando ya, de ahí que me lanzara a por el segundo.

En mi disco anterior yo tenía aparte de la música otro trabajo bien remunerado y ahorré hasta 10.00 euros y me lo pagué todo yo, estudio, músicos, mezcla, .... Ésta vez no disponía de casi nada de dinero, y no he llegado a esa cantidad; pero por lo menos. la grabación que es lo más importante, los músicos que son imprescindibles y parte de la masterización están cubiertas con todo lo que se recaudó. Aún queda la segunda parte de todo este maravilloso lío que es sacar un disco.

Este primer trabajo discográfico le permitió realizar numerosos conciertos no sólo en Canarias..., fue telonero de Javier Krahe. ¿Qué tal fue la experiencia?

-Pues una maravilla porque es uno de mis grandes referentes y un día por un amigo le hicieron llegar mi disco a sus oídos y le gustó. Me propuso que fuese su telonero en Valladolid durante tres días en los que iba a actuar en un teatro. Al tener un estilo parecido, mi repertorio funcionó bastante bien con su público y vendí muchísimos discos.

- El disco ha dado sus frutos porque a día de hoy no solo llegó a oídos de Krahe sino también de Manolo Vieira y está casi cada fin de semana en La Chistera a petición también de él.

-Yo he sido el primer sorprendido pero imagínate el honor que es para mí que el mayor referente del humor de Canarias sepa ignorar esa etiqueta de cantautor que tiene cualquiera que va con guitarra y voz, y haya valorado mi faceta cómica. No me puedo quejar, llegar y gustar a los grandes y a personas que admiras siempre es un subidón de felicidad y autoestima.

En su biografía dices que llegó a la música "por accidente" ¿Cómo fue la aventura?

-El accidente fue la gota que colmó algo que venía ya forjando años atrás (responde entre carcajadas). Me rompí un pie y estuve dos meses en cama leyendo, con la guitarra, escuchando a Sabina, Silvio y demás cantautores que oía por esa época. Fue inevitable materializar en forma de canciones las letras que ya tenía, las composiciones musicales que estaban aún desiertas de letras y cuando me di cuenta ya llevaba 10 canciones propias. Canciones que mi amigo y cantautor Sergio Alzola escuchaba cuando me iba a visitar y fue él que me incitó a dar un concierto juntos con sus canciones y las mías. Y hasta hoy, pero por separado.

¿Cómo se definiría su estilo cantautor?

-Por etimología cualquier persona que escriba y componga sus canciones se define como "cantautor", lo que pasa es que esa etiqueta siempre ha estado vinculada al cantante triste que se sienta en un taburete con una guitarra y canta sus desamores. Confieso que yo también empecé así, incluso me auto forzaba a hacer canción protesta, porque era lo que dictaba mi etiqueta; pero me aburría. Así que ahora he conseguido divertirme con lo que compongo. Se puede decir, protestar, llorar y demás sin tener que seguir el manual de el cantautor cansino. Le canto al amor, al desamor, a la infidelidad, a anécdotas sentimentales e incluso a la mierda de actualidad en la que estamos sumidos, pero nunca con afán de cortar venas sino más bien todo lo contrario. Intento que el que sufre el desamor se ría de su miseria con alguna de las letras, y que la crisis económica financiera mundial por ejemplo no nos hunda, sino que nos dé qué pensar y reflexionar; siempre con bastante ironía, sarcasmo picante en las canciones.

La gira 2013 de Víctor Lemes comienza el próximo viernes 12 de abril a las 21.30 en la sala El Gallinero (Guanarteme, Las Palmas de Gran Canaria). Después saltará a la Península, donde ya tiene cerrado varios conciertos en Granada, Murcia, Madrid y Albacete.


Noticias relacionadas