El Cabildo de Lanzarote y el Obispado restaurarán la casa de Luis Ramírez en Famara

Se trata de un edificio modernista de gran valor que en la actualidad se encuentra en estado de abandono.

Cultura - 15/05/2018 EFE
El Cabildo de Lanzarote y la Diócesis de Canarias restaurarán la casa modernista de Luis Ramírez en la caleta de Famara para ponerla en uso como centro sociocultural y, tras un convenio marco, colaborarán en la conservación y la difusión de su patrimonio.

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, y el vicario general de la Diócesis de Canarias, Hipólito Cabrera, han rubricado un convenio de colaboración para este bien de interés cultural catalogado de titularidad eclesiástica, destaca un comunicado de la corporación insular.

San Ginés ha explicado que, "más allá de credos o criterios religiosos, se trata de proteger y conservar el rico patrimonio arquitectónico y los bienes patrimoniales y culturales que atesora la Diócesis en Lanzarote".

En esa línea, ha destacado la "restauración de la Casa de Luis Ramírez, un edificio de estilo modernista y de gran valor arquitectónico que en la actualidad se encuentra en avanzado estado de deterioro".

Con este inmueble, ubicado en la localidad costera de Famara, en el término municipal de Teguise, "se pretende también poner en servicio y uso como centro sociocultural", ha señalado el presidente insular.

A través de este convenio, con vigencia de dos años y posibilidad de prórroga, se dan forma a los planes de acción necesarios para la restauración y conservación de este patrimonio eclesiástico, ejecutándose obras de conservación y mantenimiento de los bienes muebles e inmuebles propiedad de la Diócesis que ostenten categoría de BIC, que cuenten con expediente de incoación o hayan sido catalogados o sean de interés patrimonial.

Por su parte, el vicario ha detallado que la Diócesis de Canarias se hará cargo de la redacción de los proyectos de restauración y conservación y de la dirección y ejecución de las obras, y el Cabildo de Lanzarote colaborará con "una subvención destinada a la restauración y conservación" de los bienes patrimoniales y arquitectónicos.

Para la ejecución y seguimiento de las obras y trabajos de mantenimiento de los bienes se creará una comisión de seguimiento constituida por representantes de la Diócesis y técnicos de Patrimonio Histórico y Obras Públicas del Cabildo de Lanzarote.