ELIMINANDO BARRERAS

El Cabildo de Gran Canaria instala bucles magnéticos para la atención a personas sordas

La consejera Carmen Luz Vargas resalta que el objetivo es lograr la accesibilidad universal de las instalaciones y servicios que se ha instalado en los centros del Instituto Social y Sociosanitario

Canarias - 2/6/2019 Redacción Televisión Canaria
Simbolo internacional que indica la zona accesible y que se representa con una oreja acompañada por la letra T. Simbolo internacional que indica la zona accesible y que se representa con una oreja acompañada por la letra T.
Las personas que usen audífono o lleven un implante coclear cuentan por primera vez con bucles magnéticos en varias instalaciones del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria IAS del Cabildo de Gran Canaria, dispositivos que recogen la voz y la envían en forma de señales magnéticas directamente a los audífonos o implantes eliminando el ruido de fondo o la mala acústica que dificultan la comprensión de la conversación con la persona que les atiende o a la hora de realizar una gestión.

A través de los bucles magnéticos, la información es recibida de manera clara y directa. También permite a las personas sordas mantener una conversación a través de un portero automático o un intercomunicador y en general en cualquier situación en la que es necesario recibir mensajes sonoros.

Esta actuación se enmarca en la línea de trabajo del Cabildo para la eliminación de todo tipo de barreras en sus instalaciones y en los servicios que ofrece, resalta la consejera de Política Social y Accesibilidad, Carmen Luz Vargas.

“Para lograr un Cabildo que garantice la accesibilidad universal continuamos con la eliminación de todas las barreras como las que afectan a las personas con discapacidad auditiva, que es invisible y silenciosa, y se evidencia principalmente cuando es necesario comunicarse con los demás”, agregó.

El IAS ha instalado un total de 10 bucles en las unidades de atención al público y el registro de las oficinas centrales del CAMP Reina Sofía, y los centros de Taliarte y El Sabinal, que ya lucen el símbolo internacional que indica la zona accesible y que se representa con una oreja acompañada por la letra T, que es la posición en la que debe estar el audífono para recibir la señal magnética.

A esta medida se une el servicio de intérprete de lengua de signos española que ofrece el Cabildo en sus actos públicos y sesiones plenarias, lo que permite garantizar el derecho al acceso a la información y la inclusión social efectiva de las personas sordas.