ARTENARA, TEJEDA Y GÁLDAR LOS MÁS AFECTADOS

El Cabildo de Gran Canaria entregará las ayudas por el incendio antes de final de año

La Corporación dispone de cinco millones de euros para adelantar el 75 % de los costes y el plazo de justificación de esas ayudas estará abierto hasta 2021

Canarias - 10/29/2019 EFE
El Cabildo de Gran Canaria ha valorado 820 de las 930 solicitudes de ayudas por los daños de los incendios de pasado mes de agosto, que suman 3,2 millones de euros que distribuirán los ayuntamientos en los próximos días.

Este es el “paso casi definitivo” para que los damnificados por el fuego reciban las ayudas, que estarán disponibles antes de final de año, según ha asegurado en rueda de prensa el presidente del Cabildo grancanario, Antonio Morales.

La cuantía, que corresponde a los 5 millones ya aprobados por la corporación insular para ayudas a damnificados por los incendios de agosto se comenzarán a distribuir en los próximos días, una vez los Ayuntamientos, encargados del reparto de las partidas, aprueben los convenios en sus plenos municipales.

De ese montante, se podrá adelantar el 75 % de los costes, que se distribuyen en un 45 % a agricultura y ganadería, 45 % a vivienda y 10 % a industria y comercio.

El plazo de justificación de esas ayudas estará abierto hasta 2021 y, como ha asegurado Morales, “seguramente superen los 5 millones aprobados inicialmente”, pero ha garantizado que “se va a hacer frente a la totalidad” de los daños.

De los 3,2 millones de euros correspondientes a las solicitudes valoradas hasta el momento, de los diez municipios afectados, 1,2 pertenecen a viviendas, como ha indicado la consejera de área Concepción Monzón.

Los municipios que más solicitudes han registrado son, por volumen, Artenara, Tejeda y Gáldar.

Además, el presidente insular ha adelantado que ya ha sido probado el plan de empleo para la recuperación de las zonas afectadas, con más de 600 puestos de trabajo destinados a labores de rehabilitación y mantenimiento.

Se trata, ha señalado Morales, de la “manera coordinada más ágil para hacer posible que las ayudas se reciban de manera inmediata”, en “apenas cuatro meses después del incendio”.

Según las bases de la convocatoria, las ayudas no superarán nunca el cien por cien del coste del daño presentado por el solicitante, ya que son compatibles con los seguros.