El Cabildo abre casi todos los accesos a la cumbre de Gran Canaria

Las tres carreteras que permanecen cerradas son la GC-130, la GC-134 y la GC-135.

El Tiempo - 09/02/2018 EFE
Permanecen tres accesos cortados. Imagen cedida. Permanecen tres accesos cortados. Imagen cedida.
El Cabildo de Gran Canaria ha abierto este viernes casi todas las carreteras a la cumbre para el disfrute de la ciudadanía tras el paso de la tormenta, aunque ha recomendado armarse de paciencia por las retenciones y extremar la precaución tanto al circular como al pasear en la zona.

Las tres carreteras que permanecen cerradas son la GC-130, la GC-134 y la GC-135.

En un comunicado, destaca que el comité asesor del Plan de Emergencias Insular se reunió a última hora de esta mañana y decidió mantenerlo activado en fase de prealerta en previsión de efectos de la tormenta, y el lunes será cuando se valore la desactivación del Plan de Emergencias.

La institución insular mantiene además desplegado en la cumbre parte de su personal, al que se suma la Guardia Civil, Cruz Roja y Protección Civil, para atender este momento de visita, en el que está prevista una importante afluencia de personas y no está exenta de riesgos.

Las carreteras han sido abiertas en ambos sentidos, y de momento se mantiene cerrados el acceso al Pico de las Nieves y la carretera de Cazadores por el hielo y por el mal estado en el que quedaron algunos tramos tras el temporal.

Las áreas recreativas de la cumbre permanecerán cerradas hasta el lunes, si bien el personal de Medio Ambiente trabaja para reabrir este sábado las que no están en la parte más alta de Gran Canaria, para que este fin de semana la población pueda acceder a la Presa de las Niñas, Tamadaba, Monte Pavón, Santa Cristina y San José del Álamo, además de las fincas de Osorio y el Galeón.

La previsión del Cabildo para este fin de semana es que prosiga la normalización de la situación hacia un día invernal más propio de esta época, lo que implica nubosidad, temperaturas bajas y chubascos.

La fase de alerta que concluyó este viernes contó con la implicación de más de 500 personas de los ayuntamientos afectados, Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local, Protección Civil, bomberos, Cruz Roja, agentes y presas de Medio Ambiente del Cabildo, personal insular de Carreteras y de Aguas, y en pleno rendimiento los centros coordinadores autonómico, insular y capitalino, Cecoes, Cecopin y Cemelpa.