UN LUGAR HISTÓRICO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El Bodegón del Pueblo Canario vuelve a abrir tras más de dos años de obras

La renovación del Bodegón del Pueblo Canario se ha ejecutado de forma paralela a la rehabilitación del histórico Hotel Santa Catalina que podría abrir al público antes de que termine el año.

Canarias - 10/3/2019 EFE
Vista parcial del Bodegón del Pueblo Canario. Vista parcial del Bodegón del Pueblo Canario.
El Bodegón del Pueblo Canario ha reabierto este jueves sus puertas al público y a partir de este domingo se recuperarán los habituales bailes folclóricos dominicales que durante el proceso de reforma de este histórico espacio de la ciudad se realizaban en el parque Doramas.

El Bodegón, bajo la gestión de Altamar Hotels & Resorts, adjudicatario del establecimiento, además de punto de referencia histórica del centro de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, pretende convertirse "en una referencia de la cocina canaria 'de kilómetro cero'".

Así lo ha destacado en un comunicado la sociedad municipal Hotel Santa Catalina, que adjudicó este año a la citada empresa la explotación del remozado Bodegón, ubicado en un espacio emblemático de Las Palmas de Gran Canaria y que ofrece distintas estancias para disfrutar de una oferta de restauración que pretende tener un fuerte acento canario y responder a un concepto moderno y actual de la cocina local.

Terraza y restaurante interior están ya a disposición de los usuarios en lo que supone el primer paso de la recuperación del entorno del Pueblo Canario, sometido desde 2017 a una intensa recuperación arquitectónica, destaca la nota.

La oferta gastronómica del Bodegón se ajustará a lo demandado por la sociedad municipal adjudicataria, que imponía en el pliego de la licitación una carta que promocionara la cocina y los productos canarios.

En esta línea, Altamar Hotels & Resorts ha confiado en el chef canario Mario Yamuza González para diseñar sus cartas (de interior y exterior) con un concepto que revisita la cocina isleña tradicional y que da prioridad a las materias primas del Archipiélago.

Así, el Bodegón tiene en su terraza una oferta más asequible e informal, concebida para lo que pretende erigirse, de nuevo: un punto de encuentro para los ciudadanos.

En su restaurante interior el establecimiento persigue la vocación de convertirse en un referente de una oferta gastronómica más elaborada, siempre manteniendo un producto canario “de kilómetro cero” y tratando de mantener las referencias de la cocina local.

La renovación del Bodegón del Pueblo Canario se ha ejecutado de forma paralela a la rehabilitación del histórico Hotel Santa Catalina, cuya gestión fue adjudicada por la Sociedad del Hotel Santa Catalina al grupo Barceló.

Las obras en el hotel se encuentran en sus últimas fases, antes de su reapertura al publico como un establecimiento de cinco estrellas emblemático para el turismo en la ciudad, bajo la marca Santa Catalina, a Royal Hideaway Hotel.

Todo el conjunto arquitectónico en mitad del Parque Doramas (hotel y Pueblo Canario) conforman un importante legado del artista Néstor Martín-Fernández de la Torre y su hermano, el arquitecto Néstor Martín-Fernández de la Torre, y el mayor ejemplo del estilo neocanario en la ciudad.

La renovación impulsada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y la sociedad municipal Hotel Santa Catalina ha perseguido actualizar estos enclaves de valor icónico y patrimonial para la ciudad, respetando las líneas maestras de su espíritu original.