El Auditorio Alfredo Kraus acoge la entrega de los Premios Canarias

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, en su discurso en el acto institucional, manifestó que Canarias "no volverá a permitir ser menos que nadie".

Canarias - 31/05/2016 EFE/Redacción TelevisiónCanaria
El Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria acogió anoche la entrega de los Premios Canarias. El acto institucional que puso el broche de oro a una jornada de celebraciones por el día de la Comunidad Autónoma. En su discurso, el presidente Fernando Clavijo advirtió que Canarias "no volverá a permitir ser menos que nadie", e insistió en que Canarias, como región cumplidora del déficit, debe tener un trato diferenciado.

Clavijo ha recordado las palabras del poeta Pedro Lezcano, Premio Canarias de Literatura 1989, quien falleció en Gran Canaria en 2002, para afirmar que "los héroes están en cualquier parte" y ha considerado que así lo demuestran los tres Premios Canarias 2016: el otorgado al periodista Pepe Naranjo en el apartado de Comunicación y los concedidos a la Asociación de Niños con Cáncer Pequeño Valiente, en la categoría de Acciones Altruistas y Solidarias, y al doctor en Medicina y Cirugía Luis Mateo López, en la de Internacional.

"Pequeño Valiente, Luis Mateo López Rivero y José Naranjo Doble nos enseñan que cuando se deja de hablar sobre lo que se podría hacer y se empieza a hacer lo que se debe todo es posible", ha referido sobre los premiados el presidente.

"Estoy convencido que nuestros tres Premios Canarias oyeron muchas veces frases como 'eso es imposible', 'no lo vas a lograr' o 'eso es una locura' cuando tomaron la decisión de poner en marcha una ONG para ayudar a los niños enfermos de cáncer del Hospital Materno Infantil, cuando Luis Mateo López decidió empezar a volar a África o cuando José Naranjo decidió que era necesario contar las historias de quienes no tienen voz", ha aseverado.

Clavijo se ha congratulado que estos galardonados "ignoraran a agoreros y críticos y comenzaran a hacer lo que debían hacer. Paso a paso, respondiendo a cada problema en el camino con más entrega, más convicción, más dedicación, más sacrificio personal y más implicación", algo que les ha agradecido en nombre de los canarios, para quienes son, ha dicho, "fuente de inspiración".

En opinión del presidente del Gobierno canario, la lección vital que enseñan los Premios Canarias 2016 debe servir de guía a los isleños para superar los retos colectivos que se marquen como sociedad, desde la convicción de que "es posible hacer la Canarias que queremos" porque "está solo en nuestras manos".

Pepe Naranjo habló en nombre de los premiados

El Premio Canarias de Comunicación 2016, el periodista Pepe Naranjo ha instado a los canarios a superar el miedo y los prejuicios que nos rodean y elegir entre ser "valla o puente" de África.

El periodista freelance, que reside entre Senegal y Malí, desde donde colabora con El País, Cadena SER, Mundo Negro y La Provincia, ha recordado una vivencia que tuvo hace 13 días en Guinea Conakry con uno de los últimos casos de Ébola, -que ha costado la vida a más de 10.000 personas en los últimos dos años y medio-, una niña de ocho años llamada Tonhon Bolamoui, para referirse al miedo que persiste en ese país a esta enfermedad.

Un miedo legítimo, ha dicho, pero que "hunde sus raíces en el desconocimiento, los rumores y los prejuicios".

Aunque la niña no puede contagiar a nadie porque hace más de un mes que superó el Ébola, los adultos todavía temen acercarse a ella, a quien sí achuchan, besan y abrazan, sin embargo, sus compañeros de colegio por su vuelta a clase, ha contado Naranjo, quien ha intervenido en nombre de los galardonados con el Premio Canarias de Acciones Altruistas y Solidarias, la Asociación de Niños con cáncer Pequeño Valiente, y el Premio Canarias Internacional, concedido al doctor en Medicina y Cirugía Luis Mateo López.

En opinión del periodista grancanario, "nos vendría bien ser un poco" como los compañeros de Tonhon y superar como ellos "la arquitectura del temor que levanta muros a nuestro alrededor" y nos paraliza.