Día Mundial de Internet

El 90 % de los internautas españoles no sabe crear contraseñas seguras

Las empresas de seguros advierten de la necesidad de cambiar las contraseñas de forma regular, recelar de las WiFi públicas o de páginas de venta dudosas.

Canarias - 17/05/2018 Redacción web RTVC
Fotografía cedida Fotografía cedida
Los españoles no solo no mantienen actualizados sus equipos, sino que ignoran cómo debería ser una contraseña segura. En concreto, dos de cada cinco hacen caso omiso a las notificaciones de actualización automática de su equipo, y hasta el 89 % desconoce cómo crear una clave segura que proteja sus datos. Pero solo el 8 % es consciente de su propia ignorancia. El resto cree que basta con que no contenga el usuario o con alternar mayúsculas y números.

Una buena contraseña, no obstante, debería no solo combinar mayúsculas y números, sino también minúsculas y símbolos o signos de puntuación; y contar con más de ocho caracteres de longitud (cuanto más larga, más segura). Además, debería prescindir del nombre del propio servicio, así como de datos obvios como el nombre, año de nacimiento, palabras malsonantes y similares. Otro fallo recurrente es emplear la misma para todos los servicios. Una buena alternativa es usar un gestor de contraseñas.

El 80% de los españoles no cambia casi nunca su contraseña

Son datos de un estudio de Acierto.com, un comparador de seguros, que por otra parte, evidencia que los internautas españoles tampoco son conscientes de la importancia de cambiar esta clave regularmente, al menos cada seis meses. Por desgracia, solo el 20% de los usuarios respeta este margen.

Aquí tienen cabida aquellos que lo hacen todas las semanas (un escaso 7%) y los que dejan pasar medio año (el 13%). El resto de los encuestados reconoció no hacerlo nunca (16,7%), casi nunca (30,7%) o muy de vez en cuando (32,4%).

¿Las consecuencias? Según los datos del comparador de seguros, más de la mitad de los españoles se han visto afectados por algún virus informático. El gran protagonista fue el 'malware', responsable de la infección en una de cada cinco ocasiones. El phishing, curiosamente, ocupa la última posición en este ranking, pues fue el causante de solo el dos por ciento de los casos referidos.
Más allá de las contraseñas, existen una serie de premisas clave para protegernos online.

Para empezar, deberíamos optar por conexiones seguras, es decir, evitar Wifis públicas y similares.

También conviene desconfiar de todos aquellos mensajes en cadena a través de WhatsApp que ofrecen suculentas y dudosas ofertas.

Asimismo, conviene aumentar las precauciones con los portales desconocidos -acudiendo a foros especializados o a registros de empresa, por ejemplo- y recelar de los vendedores desconocidos en plataformas conocidas -tipo Amazon- que cuenten con escasas reseñas.