TRIBUNALES

Dos empresarios evitan la cárcel por el soborno a un consejero del Cabildo de Lanzarote

Luis Lleó y Fernando Becerra pactar con la Fiscalía unas condenas sustituibles por multas a cambio de haberse confesado culpables del soborno que destapó una de las tramas de corrupción más importantes instruidas en Canarias, el "caso Unión".

Canarias - 10/17/2019 EFE
Los empresarios Luis Lleó y Fernando Becerra eludirán la cárcel tras pactar con la Fiscalía unas condenas sustituibles por multas a cambio de haberse confesado culpables del soborno que destapó una de las tramas de corrupción más importantes instruidas en Canarias, el "caso Unión".

La Audiencia de Las Palmas ha celebrado este jueves la vista en la que los dos empresarios han reconocido, once años después, que trataron de comprar al consejero del Cabildo de Lanzarote Carlos Espino (PSOE) para que desbloqueara una operación urbanística valorada en 69 millones de euros: la construcción de más de un millar de viviendas en la localidad turística de Playa Blanca.

Ese intento de sobornar a Espino con 600.000 euros, que el propio consejero socialista grabó para denunciar los hechos ante la Guardia Civil, destapó toda una trama de corrupción en administraciones públicas que ha dado lugar ya a varios juicios y condenas, en procedimientos conocidos todos ellos con el nombre de "caso Unión".

Desde este martes, Luis Lleó está condenado en sentencia firme a un año y cinco meses de cárcel y 150.000 euros de multa y su intermediario, Fernando Becerra, a un año de cárcel y 100.000 euros de multa. Sin embargo, cada uno de ellos podrá sustituir la condena de prisión que les queda por cumplir (una vez descontado el tiempo que estuvieron en la cárcel como preventivos) por una multa de 20 euros por cada día de reclusión conmutado.