POR ASOCIACIÓN ILÍCITA, COHECHO Y MALVERSACIÓN CON FRAUDE

Dimas Martín acumula una séptima condena por la "Operación Unión"

La Audiencia ha condenado por la "Operación Unión" al fundador del PIL y una decena de personas, y ha decidido absolver al empresario Juan Francisco Rosa y a la técnico municipal Elena Martín.

Canarias - 9/22/2019 Redacción TelevisiónCanaria/EFE
La pieza principal del "Caso Unión" ya tiene sentencia y conlleva penas de prisión para empresarios y políticos del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL), como adelantan varios medios.

La Justicia considera acreditado que entre los años 2007 y 2009 se hicieron concesiones de obras a cambio de comisiones en el Ayuntamiento de Arrecife.

El tribunal corrobora los delitos incluidos en el procedimiento. Queda demostrado que entre 2007 y 2009 Dimas Martín lideró desde la cárcel de Tahiche una trama para cobrar sobornos de hasta el 10 por ciento en la adjudicación de obra pública. Una trama que involucraba a empresarios y concejales del PIL en Arrecife.

Las penas impuestas, eso sí, son sensiblemente inferiores a las que pedía el fiscal. Sobre Dimas Martín recae una condena de siete años y cinco meses. El entonces concejal Antonio Machín asume ocho años.
La condena a otro edil, Ubaldo Becerra, se queda en cuatro años y dos meses por haber confesado y colaborado. Cinco empresarios, un técnico y el interventor municipal reciben castigos de cárcel, multas o inhabilitación.

Respecto a Dimas Martín, los magistrados Emilio Moya, Carlos Vielba y María Belén Sánchez le consideran responsable de cometer delitos de asociación ilícita y malversación con fraude y cohecho, entre otros, por lo que le condenan a pagar una multa de 223.400 euros.

Al exedil Antonio Machín, quien en la vista negó las acusaciones, le condenan a 8 años de prisión por cohecho y malversación y le imponen una multa de 95.000 euros.

Al exconcejal Antonio Becerra se le ha aplicado el atenuante de reconocimiento de los hechos y se le ha condenado a 4 años y 2 meses de cárcel por los delitos de asociación ilícita, cohecho, malversación, revelación de información privilegiada y fraude, por los que, además, se le ha impuesto una multa de 70.900 euros.

El antiguo interventor del Consitorio, Carlos Sáenz, que reconoció los hechos que se le imputaban durante el juicio, ha sido condenado por malversación y fraude a 3 años y 6 meses de prisión, y el funcionario Juan Rafael Arrocha, al que se le imputaba revelación de información privilegiada, deberá abonar una multa de 2.190 euros.

Quedan absuletos tanto Elena Martín, hija de Dimas, como el empresario Juan Francisco Rosa, acusado en su momento de contratar a Dimas Martín para que obtuviera el Tercer Grado.

Con esta sentencia el fundador del PIL sigue engrosando un currículum penitenciario que comenzó en 1993. Desde entonces acumula al menos siete condenas.