NATURALEZA

Devuelven al mar a cuatro tortugas que se recuperaron de sus heridas en Fuerteventura

Los animales regresan a su hábitat en un contexto beneficioso para la naturaleza, con el tráfico marítimo y las actividades acuáticas en su punto más bajo debido a la reducción de la actividad humana.

Canarias - 5/6/2020 EFE / Redacción Televisión Canaria
Almudena Betancor / Óscar Romero
Cuatro ejemplares de tortuga boba (Caretta caretta) han regresado este miércoles al mar en el Parque Natural de las Dunas de Corralejo, en Fuerteventura, tras haberse curado de diferentes heridas durante el periodo de confinamiento en el Centro de Recuperación de esta especie que gestiona el Cabildo de la isla.

En un comunicado, la corporación explica que se trata de cuatro tortugas encontradas en las costas y aguas de Fuerteventura con afecciones provocadas por enmalles en las aletas en tres de los casos y con graves heridas por anzuelo en el otro.

Los animales vuelven al mar en un contexto beneficioso para la naturaleza, con el tráfico marítimo y las actividades acuáticas en su punto más bajo debido a la reducción de la actividad humana, aunque continúan existiendo otro tipo de peligros como plásticos, redes y anzuelos que permanecerán mucho tiempo en el medio.

Precisamente ahora que no hay tantos ojos observando la costa "es cuando más atención hay que poner para que no quede ninguna tortuga herida por la actividad humana sin posibilidad de socorro", asegura la consejera de Medio Ambiente del Cabildo, Marlene Figueroa, que agrade la colaboración de la población de Fuerteventura para socorrer a estos animales, porque muchos de ellos no podrían sobrevivir sin su ayuda.

Durante el periodo de estado de alarma en España, la Consejería de Medio Ambiente de Fuerteventura "ha continuado prestando sus servicio para la conservación, protección y mejora de la flora y fauna" en la isla, explica la consejera,

Desde el Cabildo también han precisado que el Centro de Recuperación y Conservación de Tortugas Marinas de Morro Jable no ha detenido su actividad durante el periodo de confinamiento.

Las tortugas regresan al mar dado que es su hábitat natural, pues deben permanecer en el centro "sólo y exclusivamente mientras necesitan atención veterinaria, precisa Marlene Figueroa.

Los residuos que más afectan a las tortugas marinas son los derivados de los plásticos, como las artes de pesca, bolsas, envases, los anillos de las latas o las pajitas.

En ocasiones, estos envases atrapan a las tortugas haciendo que su cuerpo crezca con malformaciones e incluso provocando amputaciones en sus aletas.

Para ayudar a mantener el medio natural, el Cabildo recomienda reducir la utilización de productos de plástico, en especial los de un solo uso, así como deshacerse de ellos de forma responsable si el uso no puede ser evitado.