CINCO PERSONAS DETENIDAS

Detenidos varios mandos por presuntos amaños en los uniformes de la Guardia Civil

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) cree que estas detenciones pueden explican la mala calidad y la deficiencia de los materiales de las prendas en los últimos años.

España - 7/9/2020 EFE
Guardias civiles en labores de vigilancia. (INTERNET) Guardias civiles en labores de vigilancia. (INTERNET)
La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha apuntado este jueves que las detenciones de un coronel y un teniente coronel por presuntos amaños en los contratos de los uniformes del cuerpo pueden explican la mala calidad y la deficiencia de los materiales de las prendas en los últimos años.

En un comunicado al asociación recuerda las denuncias que desde hace tiempo han presentado por "la pésima calidad" de los uniformes, especialmente los de los agentes de Tráfico y Seguridad Ciudadana, confeccionados con materiales "absolutamente inadecuados para soportar los rigores invernales y las altas temperaturas del verano".

AUGC también destaca la poca disponibilidad de las prendas, ya que en ocasiones pueden transcurrir meses desde que un trabajador solicita durante el invierno un elemento de abrigo que no se le entrega hasta terminada esta estación, con el sinsentido que esto supone

En opinión de la organización la operación desarrollada este miércoles por la Unidad de Asuntos Internos del cuerpo por presuntos amaños en la contratación de la uniformidad de sus agentes puede estar detrás de esa mala calidad de las prendas.

Cinco personas fueron detenidas, entre ellas tres guardias civiles: El coronel Juan Antonio Maroto, el teniente coronel Alberto Martín Altube, responsables del Servicio de Contratación del instituto armado y un subteniente.

La operación denominada "Grapa" está relacionada con la llevada a cabo en 2017, cuando fueron detenidas catorce personas, la mayoría funcionarios, por amañar contratos públicos tanto en la Dirección General de la Policía como en la Dirección General de Tráfico (DGT).

Al parecer, esta organización habría manipulado un gran número de expedientes durante años, concretamente relacionados con suministro de prendas y con los uniformes de los agentes.