ESTAFADORES ECONÓMICOS

Detenidos un padre y un hijo por estafar más de 130.000 euros a jubilados

Las detenciones han tenido lugar en La Palmas de Gran Canaria. Padre e hijo hacían firmar documentos con la promesa de incrementar las prestaciones que los jubilados recibían.

Canarias - 5/25/2019 EUROPA PRESS
Imagen de uno de los detenidos en la Operación Galaxia. Imágenes facilitadas por la Policía Nacional. Fotograma RTVC Imagen de uno de los detenidos en la Operación Galaxia. Imágenes facilitadas por la Policía Nacional. Fotograma RTVC
La Policía Nacional ha detenido en Las Palmas de Gran Canaria dentro de la Operación 'Galaxia', a dos hombres, padre e hijo de 22 y 62 años, ambos con antecedentes, por estafar 130.000 euros a un total de 14 perjudicados, principalmente personas jubiladas, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

La investigación comenzó tras varias denuncias que guardaban una gran similitud donde las víctimas eran personas de avanzada edad o con alguna discapacidad, beneficiarios todos de alguna prestación económica.

En este sentido, los dos detenidos se hacían pasar por gestores, asesores o abogados, prometiéndoles realizarles una serie de trámites que conllevarían la subida de las prestaciones económicas que estaban recibiendo.

Para ello invitaban a desayunar o almorzar a los perjudicados, proporcionándoles un trato distinguido hasta ganarse la confianza de estos.

Luego, les hacían firmar contratos de servicios, créditos y documentos, para apropiarse de su dinero o comprar a su costa todo tipo de bienes, como teléfonos móviles, ropa, relojes, aparatos electrónicos o vehículos que posteriormente vendían o se apropiaban.

Finalmente, la investigación policial permitió identificar a 14 víctimas que manifestaron haber sufrido estafas por un importe total de más de 130.000 euros.


Por su parte, los agentes identificaron a los presuntos autores de los hechos, un padre y su hijo de 22 y 62 años de edad, que fueron localizados y detenidos por un delito de estafa.

En los registros efectuados en los domicilios de los arrestados los agentes intervinieron más de 4.500 euros en efectivo, prendas de vestir de marcas de prestigio, ordenadores, teléfonos móviles de alta gama y numerosa documentación acreditativa de la supuesta implicación de los detenidos, que ya tenían antecedentes policiales por hechos de similares características.