PROPUESTA DE NC EN EL PARLAMENTO

Derechos Sociales considera "fundamental" aumentar la fiscalidad de las salas de apuestas

La viceconsejera de Derechos Sociales, Gemma Martínez, propone destinar parte de ese dinero a luchar contra la ludopatía.

Canarias - 12/2/2019 EFE
Salón de juegos. (INTERNET) Salón de juegos. (INTERNET)
La viceconsejera de Derechos Sociales, Gemma Martínez, ha considerado que es "fundamental" aumentar la fiscalidad a las casas de juegos y apuestas, y destinar parte de ese dinero a luchar contra la ludopatía.

La subida de la fiscalidad fue una de las propuestas que la diputada de Nueva Canarias (NC) Carmen Hernández realizó durante la comparecencia de la viceconsejera, a petición de NC, para hablar del acceso de los menores a las casas de juegos y apuestas.

Durante la comisión todos los grupos parlamentarios y la viceconsejera expresaron su preocupación por el aumento del juego entre los más jóvenes y por los problemas de ludopatía que ocasiona, y reclamaron medidas por parte de todas las administraciones y de la sociedad.

Destacaron que el torno al 10 por ciento de los menores de edad han participado en apuestas, y que en torno al 44 por ciento de ellos han desarrollado adición el juego.

La viceconsejera indicó que en Canarias hay 37 locales, de los que 25 están en la provincia de Las Palmas y 12 en la de Santa Cruz de Tenerife, y recordó que las competencias en materia legislativa están en el gobierno central para el juego en línea, mientras que la comunidad autónoma puede legislar sobre las salas.

Gemma Martínez lamentó que, según la legislación canaria, las salas de apuestas pueden estar a 50 metros de un escolar, y se mostró partidaria de tomar medidas para evitar que los menores entren en lugares de apuestas porque están en el mismo local en el que puede ver partidos de fútbol y con bebida más barata.

La viceconsejera manifestó que es preciso que haya un debate en el que participen cabildos y ayuntamientos, así como el denominado tercer sector, y tratar esta cuestión como un problema de salud, para insistir en que es "fundamental" que el gobierno español modifique la ley en materia de publicidad.

Y también se refirió a la necesidad de que la sociedad se pregunte por qué los jóvenes elijan salas de apuesta como lugares de ocio, y en cuanto a la publicidad dijo que si bien Canarias no tiene competencia puede hacer campañas en las redes sociales.

La diputada de Nueva Canarias Carmen Hernández declaró que hay menores de edad que va a este tipo de salas incluso en horario de clase y también se refirió a que las salas de juego proliferan en barrio obreros.

Comentó que alguna comunidad autónoma ha suspendido la concesión de más salas de juego hasta que haya legislación y criticó la cerca que pueden estar de centros educativos, y en cuanto a la publicidad mostró su disconformidad con el hecho de que deportistas de élite abanderen esta actividad.

Una actividad que es "muy lucrativa" y por ello, opinó, la "única manera de frenarla" es elevando la fiscalidad.

La diputada del grupo Mixto Vidina Espino, de Ciudadanos, reclamó cuestiones como ser más exigentes con el uso de tarjetas de crédito, para así impedir el juego a menores de edad, y también criticó que la publicidad la hagan deportistas.

Melodie Mendoza, de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), criticó la cercanía que hay entre salas de juego y centros educativos, y María del Río, de Sí Podemos Canarias, opinó que se actúa con "bastante irresponsabilidad" en materia de juego.

La diputada del grupo Popular Lorena Hernández denunció que los menores de edad juegue a pesar de que está prohibido y subrayó que el aumento de las apuestas deportivas en las islas ha sido de un 70 por ciento en pocos años.

Cristina Valido, del grupo Nacionalista (CC-PNC), aseguró que las cifras con para "ponernos más que nerviosos" y apuntó que muchas familias se enteran de los problemas de sus hijos cuando las deudas son "inasumibles" y cuando están por medio prestamistas.

La diputada del grupo Nacionalista indicó que la administración no sabe o no puede actuar y las familias están desbordadas.

Lucía Tejera, del grupo Socialista, expresó su preocupación porque las salas de juego estén tan cerca de centros escolares, así como por la facilidad que hay para acceder al juego en línea.