TABAQUISMO

Denuncian la creación de un Club de Fumadores en el Casino de Tenerife

Según la asociación nofumadores.org el "falso" club de fumadores no cumple ninguno de los requisitos que la ley establece, pues no tiene entrada independiente ni existe siquiera un aislamiento básico.

Canarias - 4/12/2019 Europa Press
Imagen de archivo del Casino de Tenerife Imagen de archivo del Casino de Tenerife
La asociación Nofumadores.org ha presentado una denuncia ante la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias contra la creación de un club de fumadores "fraudulento" en el interior del Casino de Tenerife, que es Bien de Interés Cultural (BIC).

Así, relata en un comunicado que el club de fumadores fue inscrito en el registro de asociaciones de la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias el pasado 12 de febrero, a pesar de contar con un dictamen en contra de la Dirección General de Salud Pública --si bien dejaba la puerta abierta a crear un club de fumadores con las limitaciones preceptivas--.

El colectivo señala que el Casino "ya soporta el humo", pues se filtra a todas las instalaciones a través de unas "simples puertas" de cristal sin aislamiento especial ni extracción de aire que separan la estancia de otras zonas de tránsito.

De hecho, apunta que es posible que se sirvan alimentos desde el restaurante con el que comparte espacios e incluso se pueda ver en ocasiones a gente fumando fuera de esa habitación.

"Los trabajadores son, además, sometidos a una situación inadmisible, ya que tienen que limpiar un espacio donde el humo siempre está presente al carecer de sistemas de ventilación forzada", comenta.

La presidenta de Nofumadores.org, Raquel Fernández, reclama a la Consejería de Sanidad la apertura inmediata de expediente contra la Junta Directiva del Casino, lo que podría conllevar sanciones de hasta 10.000 euros, "de acuerdo con la gravedad de la infracción ante este descarado fraude de ley".

La asociación antitabaco advierte también de que "cierran de facto una parte del Casino a todos los socios que no fumen, convirtiéndolos en socios de segunda clase, que pagan sus cuotas pero tienen vedado el acceso salvo que decidan hacerse socios del falso club de fumadores y tragar el humo", sostiene.

En su opinión, el "falso" club de fumadores no cumple ninguno de los requisitos que la ley establece, pues no tiene entrada independiente ni existe siquiera un aislamiento básico, lo que permite al humo penetrar en el resto de las instalaciones.

"Se trata de un alarde de megalomanía del presidente del Casino, Miguel Cabrera, fumador de puros, que ha rebautizado la sala del presidente como el salón Churchill, coronada por un retrato del premier británico en el que se le ve con su sempiterno puro", indica la presidenta.

Por ello, también exige la dimisión de Miguel Cabrera en defensa del derecho de los fumadores pasivos "a no respirar un aire contaminado de tabaco".

"Los clubes de fumadores son una reliquia de tiempos pasados, metidas con calzador en la ley y que se utilizan solo y exclusivamente con propósitos fraudulentos. Esperamos no solo que Sanidad actúe con diligencia y ejemplaridad contra el presidente del Casino de Tenerife, sino que reforme la ley y extinga los clubes de fumadores", remata Raquel Fernández.