Defensa constituirá el grupo para reubicar la Base Naval de Las Palmas de Gran Canaria

La ministra, María Dolores de Cospedal, ha advertido que su traslado del centro de la ciudad "no es un tema fácil".

Canarias - 15/11/2017 EFE/Redacción Televisión Canaria
La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha informado de que antes de finales de este mes se constituirá el grupo de trabajo sobre las posibles alternativas para dar una nueva ubicación a la Base Naval de Las Palmas de Gran Canaria y dejar el espacio actual para uso ciudadano.

En respuesta a una interpelación en el pleno del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, sobre las actuaciones realizadas por el Gobierno para estudiar alternativas orientadas a la recuperación de la base para este uso, Cospedal ha reconocido que actualmente "no hay una ubicación mejor" para este centro militar.

Por eso, ha advertido que su traslado del centro de la ciudad "no es un tema fácil", aunque ha reiterado su "compromiso" en este sentido y su intención de constituir este mes el grupo de trabajo con representantes del Ministerio, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, el Cabildo de Gran Canaria, el Gobierno autonómico y la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

También ha insistido en que la presencia de una base naval en Gran Canaria "es absolutamente indispensable para las necesidades de la defensa nacional y de la UE".

Aparte de encontrar un terreno para la nueva ubicación es necesario determinar quien asumirá el coste del traslado que, según ha recordado Cospedal, cuando se hizo la última estimación hace diez años "rondaba los más de 400 millones de euros" y hoy será "mucho más".

Cospedal ha explicado que ya se han descartado tres posibles alternativas: la Montaña Roja en Tenerife, el barrio de la Isleta en Gran Canaria, y la península de Gando en esta misma isla, y ha recordado que el terreno de ubicación actual es del puerto por lo que la desafectación del uso militar "no repercutiría inmediatamente en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria".

Quevedo ha asegurado que existe una "preocupación muy seria" por esta cuestión en la ciudad porque la base ocupa 15.000 metros cuadrados en una zona "estratégica" para su desarrollo.

Por eso ha instado a constituir cuanto antes el grupo de trabajo, cuya creación se acordó con la aprobación de una proposición de su grupo en la Comisión de Defensa del Congreso en 2016.

Para el diputado de Nueva Canarias no se puede mantener esta "situación ofensiva que ha soportado la ciudad durante 77 años" desde que en 1940 se realizó una "expropiación a todas luces irregular" y además "por motivo de una guerra que finalizó en el 45", en referencia a la Segunda Guerra Mundial