TRANSPORTE AÉREO

Curbelo pide a Binter unos horarios que eviten cancelar vuelos a La Gomera

El presidente del Cabildo gomero propone que durante los meses de invierno no se dispongan de unos horarios “tan justos que ocasionen, si hay retraso, la cancelación del vuelo”.

Canarias - 07/12/2018 EFE
Casimiro Curbelo (Fotograma RTVC). Casimiro Curbelo (Fotograma RTVC).
El presidente del Cabildo gomero, Casimiro Curbelo, ha exigido a la compañía aérea Binter una reorganización de horarios que evite la cancelación del último vuelo que conecta La Gomera con Tenerife por la ausencia de un sistema de aproximación instrumental, y que impide el aterrizaje y despegue de aviones a partir de las 18.00 horas, en los meses de invierno.

Curbelo, en un comunicado, alerta que se han producido “graves problemas” para la conectividad de la isla debido a la imposibilidad de que aterrice en la Isla el último vuelo diario procedente de Tenerife, porque su llegada al aeródromo gomero “está muy ajustada a la caída de la tarde y ante la ausencia de un sistema de aproximación instrumental, no se permite dicha maniobra”.

El presidente insular reclama garantías del correcto funcionamiento de las conexiones con la isla, con el objetivo de que un retraso en la salida desde Tenerife Norte “no se convierta en una odisea tanto a los pasajeros que vuelan a La Gomera como aquellos que esperan para salir de ella”.

Por este motivo propone que durante los meses de invierno no se dispongan de unos horarios “tan justos que ocasionen, si hay retraso, la cancelación del vuelo”.

En su opinión, La Gomera necesita de “conexiones eficientes con horarios adecuados que faciliten la movilidad de residentes y turistas”.

Al respecto recuerda que el incremento en un 49 por ciento de los pasajeros que pasaron por el aeropuerto insular durante los últimos cuatro años, “es un argumento de peso para disponer de rutas directas, no sólo con Tenerife, sino también con otras Islas como Gran Canaria”.

Curbelo también pide a Aena que estudie las posibilidades adecuadas a las dimensiones del aeropuerto para dotarlo de instrumentos de aproximación u otras herramientas que den garantías a las operaciones que allí se realizan.

“Sabemos de las limitaciones que existen por las características de la pista, pero hay que abordar este asunto y aportar una solución práctica”, agrega.

El presidente del Cabildo lamenta los perjuicios ocasionados al centenar de personas afectadas por las cancelaciones y señala que situaciones así no ayudan al fomento del transporte aéreo en la isla, "además de suponer un evidente estrago tanto para los residentes como para los turistas, ya que siempre está el temor de que el vuelo no opere”.