#ELECCIONESLOCALESEUROPEAS19

Cómo evitar un voto nulo el 26 M

Los electores pueden optar también por votar en blanco, lo cual perjudica a los partidos pequeños, o abstenerse.

Elecciones 26M - 5/9/2019 Redacción web RTVC
Los electores, con la papeleta en mano, valoran en cada convocatoria electoral diferentes opciones en función de las planchas electores que se presentan.


Son considerados votos nulos:

-Los que se emiten en sobres o papeletas diferentes del modelo oficial.
-Las papeletas sin sobre.
-Los sobres que contengan más de una papeleta de distintas candidaturas (si se incluyen varias papeletas de la misma candidatura, se cuenta como un solo voto válido).
-Los que se emiten en sobres alterados.
-Las papeletas en las que se hubiera modificado, añadido o tachado el nombre de los candidatos y candidatas, alterado su orden de colocación, así como aquellas en las que se hubiera introducido cualquier leyenda o expresión, o producido cualquier otra alteración de carácter voluntario o intencionado.

-En el caso de elecciones municipales, las papeletas en las que se hayan marcado más de cuatro candidatos o candidatas en municipios entre 101 y 250 habitantes, o más de dos en municipios de hasta 100 habitantes.

Ante las urnas, el votante puede optar por una propuesta política, o depositar un voto en blanco. La otra opción es abstenerse y no acudir a la cita electoral:

Voto en blanco

Corresponden al de ciudadanos disconformes con las listas o con el procedimiento electoral y que ejercer su derecho al voto sin optar a ninguna candidatura. Son votos válidos que pueden influir en las candidaturas de los partidos minoritarios ya que para entrar en el reparto de escaños en necesario superar un porcentaje de sufragios válidos. Cuantos más votos haya, más votos necesitará un partido para alcanzar la barrera necesaria para obtener algún escaño.

En general se interpreta el voto en blanco como una muestra de descontento hacia la clase política, a la par que una expresión de respaldo al sistema democrático; pero los sociólogos también reconocen que es una tendencia que acoge a una tipología muy diversa de electores.


La abstención

La abstención es otra posición política que consiste en no ir a votar. Aunque sea muy alta, la ley considera legítimos los resultados que se obtengan con los que sí responden a la convocatorial electoral.