#Somosúnicos

Dentro de los parques nacionales canarios

"Buenos días, Canarias" aborda la historia de Garajonay, la Caldera de Taburiente, Timanfaya y el Teide los cuatros espacios naturales que gozan de mayor protección en el Archipélago.

Especial Día Canarias - 14/05/2018 Redacción TelevisiónCanaria
La mitad de la superficie de Canarias está protegida medioambientalmente por su riqueza natural. Dentro de ese contexto, las Islas cuentan con cuatro parques nacionales: territorios únicos, protegidos y reconocidos por su singularidad.


El parque nacional más joven del Archipiélago está en La Gomera. Declarado en 1981, Garajonay es el bosque de laurisilva más importante de Europa. "Este es el bosque más antiguo, mejor conservado y con árboles más grandes de los que se parecen más al tipo de vegetación que había en las Islas antes de la llegada de los humanos hace 2.500 millones de años", asegura Ángel Fernández, director del P.N. de Garajonay.

En La Palma, con los desniveles insulares más abruptos del planeta, se encuentra la Caldera de Taburiente, declarada como parque nacional en 1984. "Es una zona bastante sensible por los piroplastos que tiene y solamente por el pisoteo puede haber mucha erosión. Por eso, estamos canalizando cada vez a los turistas en zonas empedradas, con vallados o con setos", afirma Ángel Palomares, director del P.N. de la Caldera de Taburiente.

El Parque Nacional de Timanfaya, resultado del proceso eruptivo de Lanzarote, ofrece uno de los paisajes más desérticos de Canarias. Ostenta esta categoría desde 1974. Luis Pascual, director del parque, afirma que en Timanfaya "hay conos, mares de lava, ornitos o tubos volcánicos, que suponen un material inerte sobre el que comenzó a desarrollarse la vida".

El más antiguo de todos es el Parque Nacional del Teide, asentado en Las Cañadas, declarado como tal en 1954. "Es el parque más visitado de toda la red nacional, con 4.300.000 visitas anuales", asegura su director, Manuel Durbán.