Ben Magec se movilizará contra los sondeos petrolíferos de Marruecos

La federación ecologista informa de que estudiará una hoja de ruta que establezca las acciones de denuncia y movilización social más pertinentes para intentar evitar esta amenaza.

Canarias - 09/01/2018 EFE
La federación ecologista Ben Magec ha anunciado que retornará a la movilización ante el "serio riesgo" que suponen para los ecosistemas marinos y del litoral africano y de Canarias las prospecciones petrolíferas autorizadas por Marruecos a la empresa italiana ENI.

En un comunicado, Ben Magec informa de que estudiará una hoja de ruta que establezca las acciones de denuncia y movilización social más pertinentes para intentar evitar esta amenaza.

Para ello, utilizara sus redes de solidaridad con otras organizaciones locales e internacionales, exigirá a los representantes públicos insulares y autonómicos medidas de presión política a través del Estado y la UE sobre Marruecos y promoverá campañas informativas de boicot hacia la empresa ENI.

La organización ecologista señala, que al igual que las prospecciones de Repsol autorizadas hace unos años por el Gobierno español, las anunciadas por Marruecos constituyen también una "amenaza real de contaminación" de una zona de alto valor ambiental y gran fragilidad y "peligro" para la salud humana, además de comprometer actividades económicas como el turismo y la pesca.

Por ello, Ben Magec cree necesario recuperar la movilización social y la presión de las instituciones canarias que hubo contra las prospecciones de Repsol, por lo que exige al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y a los cabildos insulares que sean coherentes con la postura defendida en el conflicto anterior y ahora se posicionen también contra estos sondeos.

Los ecologistas piden que se utilicen todos los medios de que disponen para presionar sobre la propia empresa y sobre el Gobierno marroquí, solicitándole en primera instancia al país vecino la información existente sobre las proyectos autorizados.

Ben Magec recuerda que desde las instituciones canarias se debe ser coherente con el rechazo a los proyectos de prospecciones en aguas cercanas a las islas y defender para el archipiélago otro modelo energético que apueste por las energías renovables y por un sistema productivo que no alimente el sector de los combustibles fósiles, responsable principal del cambio climático.

La organización además considera incompatible con la lucha contra el calentamiento global y con la distinción de muchos de espacios del archipiélago como Reserva de la Biosfera la apuesta de los puertos canarios por convertirse en la "gran gasolinera del Atlántico" o su especialización en actividades de reparación y mantenimiento de plataformas petrolíferas.