Aumentan un 12 % los contratos laborales de personas discapacitadas

El Cabildo de Tenerife ha informado en un comunicado de que casi la mitad de esos contratos, un total de 242, corresponden a personas con problemas de salud mental.

Integración - 1/22/2018 EFE
Imagen cedida a RTVC Imagen cedida a RTVC
La Sociedad Insular para la Promoción de la Discapacidad (Sinpromi) de Tenerife gestionó el pasado año 494 contratos para personas con discapacidad, lo que supuso un aumento del 12% en relación a los gestionados en 2016.

El Cabildo de Tenerife ha informado en un comunicado de que casi la mitad de esos contratos, un total de 242, corresponden a personas con problemas de salud mental.

El resto benefició a trabajadores con discapacidad física y sensorial (192), y con discapacidad intelectual (60).

El sector servicios y la hostelería constituyó, un año más, el mayor proveedor de contratos para personas con discapacidad gestionados por Sinpromi.

En concreto, el 41% de los puestos de trabajo fueron de limpieza de zonas comunes, dependiente, ayudante de camarero y ayudante de cocina.

El resto de contratos gestionados fue a parar a empleos como auxiliar administrativo, recepción, camarera de piso, ayudante de comedor o marmitón, entre otros.

El sector turístico aglutinó el 56% de las contrataciones, casi la mitad se formalizaron el sur de la isla.

Sobre la temporalidad de los contratos, cabe reseñar que el 93% fue de carácter temporal y el resto, un 7%, de carácter indefinido.

Asimismo, el pasado año se dio un mayor número de contratos en hombres que en mujeres (280 frente a 214).

El objetivo del Área de Integración Laboral de Sinpromi es ofrecer un servicio lo más personalizado posible con el fin de unir los intereses de las empresas con los de los beneficiarios.

El Área de Empleo de Sinpromi atendió el pasado año a 1.564 personas en sus oficinas de Santa Cruz, La Orotava y Arona.

Sinpromi es una entidad pionera en la aplicación de diferentes metodologías de empleo específicas, para atender las necesidades de las personas con discapacidad y apoyar su incorporación al mercado ordinario de trabajo, frente al empleo protegido.