MANIFESTACIÓN EN KERBALA

Al menos catorce muertos después de que la Policía disparara contra manifestantes en Irak

El balance de las protestas desde que comenzaron las movilizaciones el 1 de octubre se eleva a 250 muertos.

Mundo - 10/29/2019 EUROPA PRESS
Al menos catorce personas han muerto y otras 865 han resultado heridas después de que los agentes de las fuerzas de seguridad abrieran fuego contra manifestantes en la ciudad chií de Kerbala, en el centro de Irak, según han contado a Reuters este martes responsables médicos y de los servicios de seguridad.

En la ciudad de Nasiriya, en el sur del país, han muerto tres manifestantes como consecuencia de las graves heridas sufridas por las cargas policiales contra las protestas antigubernamentales, según han contado responsables médicos.
Los iraquíes tomaron este lunes las calles por cuarto día consecuetivo en una segunda ola de protestas para denunciar la corrupción y la mala gestión del Gobierno que lidera el primer ministro iraquí, Adel Abdul Mahdi.

El balance de las protestas desde que comenzaron las movilizaciones el 1 de octubre se eleva a 250 muertos. Una comisión de investigación gubernamental que indagó sobre la primera ola de protestas concluyó con un balance de 149 civiles muertos por el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad y por el empleo de munición real contra los manifestantes.

En ese informe, la comisión señaló que más del 70 por ciento de las muertes fueron causadas por disparos en la cabeza o el pecho y responsabilizó a los mandos de las fuerzas de seguridad por ese uso excesivo de la fuerza contra las protestas. La primera ola de protestas sufrió un parón de dos semanas antes de reanudarse el 25 de octubre.

La ola de movilizaciones, impulsada por el malestar por la crisis económica y la corrupción, ha emergido tras casi dos años de relativa estabilidad en Irak, que estuvo sometido de 2003 a 2017 a la presencia de tropas extranjeras, además de sufrir una guerra civil y la posterior el posterior dominio parcial de su territorio por parte del grupo terrorista Estado Islámico.

Las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos contra estudiantes de colegio y de universidad que desafiaron la advertencia del primer ministro y se sumaron a los miles de persoans que protestaron en Bagdad contra el Gobierno.
En las imágenes de esas cargas se ve a los militares golpeando a los estudiantes de instituto con porras en dos distritos de Bagdad. El Ministerio de Defensa ha condenado en un comunicado este incidente y ha dicho que eso soldados no representan al Ejército iraquí en su conjunto, aunque no ha aclarado si serán sancionados.

El popular clérigo chií Moqtada al Sadr, que apoya al mayor bloque parlamentario y contribuyó a la conformación del Gobierno de coalición que lidera Abdul Mahdi, pidió este lunes la celebración de elecciones anticipadas tras el anuncio del Gobierno de imponer un toque de queda en la capital del país.